Dos médicos dejan a un bebé en la morgue, a pesar de estar vivo, para ahorarrse el «papeleo»»

Tras haber certificado su fallecimiento, detectaron que estaba con vida, pero no lo dijeron y decidieron meterlo en el congelador
Pese a descubrir que se movía, decidieron hacer caso omiso | España Diario

 

Dos doctores de Kazajistán han sido detenidos y acusados de dejar morir a un recién nacido para no tener que modificar «el papeleo» que tenían  redactado. Así, decidieron no decir nada y meterlo en el congelador.

Según ha publicado el medio inglés ‘Daily Mail’, el doctor Kuanysh Nysanbaev y su asistente habrían decidido el destino del pequeño deliberadamente, aun dando el bebé señales de estar vivo.

En un primer momento, los doctores dieron por muerto al niño, por lo que redactaron su certificado de defunción. Tras esto, metieron en el congelador al pequeño, pero se dieron cuenta de que continuaba con vida al verle mover una de sus piernas. Fue entonces cuando, el dr. Nysanbaev ordenó continuar con el procedimiento y hacer caso omiso a lo que acababa de ver.

Una investigación paralela descubrió el suceso

El descubrimiento de los hechos se produjo a raíz del seguimiento que le hacían al doctor las autoridades del país, pues se le investigaba por un presunto caso de soborno. Por ello, las autoridades tenían pinchado su teléfono, y fue en una de esas conversaciones en la que explicó al interlocutor lo sucedido en la morgue con el bebé.

Así, tras llevar a cabo los procedimientos judiciales y policiales correspondientes, se pudo esclarecer que el menor murió en el congelador y no antes, como acreditaba el doctor por, recordamos, no modificar «el papeleo» del certificado de defunción de la víctima.