INVITACIÓN OFICIAL:

¿Te encantan Mercadona, Zara, Primark o Carrefour? Este es tu grupo. Únete al Grupo OFICIAL de Facebook de compras y moda. ¡PINCHA AQUÍ!

María, la madre de Godella (Valencia) que mató a sus dos hijos, no podrá ser imputada culpable

Los doctores afirman que María padece una esquizofrenia paranoide

El crimen perpetrado en Godella (Valencia) el pasado marzo, en el que una madre mató a sus dos hijos, de cinco meses y tres años de edad, conmocionó a todo el país. La Guardia Civil encontró a la mujer, María, desnuda y dentro de un bidón. Aseguraba que estaba huyendo de su marido, que había tratado de asesinarla, al igual que lo hizo con sus dos hijos. Poco después confesaba los lugares en los que había enterrado a sus descendientes y fue detenida, junto a su marido Gabriel. Los doctores que la han analizado afirman que no es imputable de delitos, pues sufre severos problemas psicológicos.

Según ha recogido ‘El Español’, los doctores afirman que María padece una esquizofrenia paranoide, la cual habría afectado directamente en los sucesos ocurridos en aquella casa okupa.

Así, según ha publicado el citado medio: «La joven perdió el control de sus facultades mentales y se produjo una escisión de su mente». En su declaración, María afirmó que: «Salí a fumar a la terraza, iba dando vueltas y de repente vi a la niña muerta. Pensé que la secta había matado a mi hija, entré en la casa y mi hija no estaba. Entré en la casa y mi hijo no estaba; le encontré en el bordillo de la piscina. Entonces, enterré a mi hijo cerca del lugar donde había aparecido muerto, en un montón de tierra que había removido una máquina días antes, donde él solía jugar. A mi hija la enterré en otro montón de tierra removido en el lugar donde solía pasear con ella».

«Durante toda la mañana Gabriel me acusaba de haber matado a sus hijos. Intentó asesinarme y empezamos una pelea. Comenzó a pegarme y salí corriendo, al principio me acorraló en la puerta, pero salí corriendo fuera de la casa desnuda», afirmó María en una de las primeras entrevistas forenses según ‘El Español’.

Además, añaden que María tenía la concepción durante los días previos al suceso de que «Gabriel era Dios». También dijo que las conversaciones con él «eran telepáticas» y que salió de la casa desnuda porque se dio cuenta de que estaba manchada de sangre tras enterrar a sus hijos.

Su versión

Según María, su marido decía «cosas raras». Una de ellas es que «el Gobierno atacaba a las personas con frecuencias bajas, lo hacían con aviones y antenas, con lo que conseguían mantener a la población en situación de mente baja». «Él (Gabriel) se creía la regresión de los mayas. Creía que él era Jesucristo resucitado y yo María Magdalena. El discurso de la secta cambió en marzo, y de ser miembros del Gobierno los que estaban detrás de mí, pasaron a ser los extraterrestres. También me convenció de que habían abusado de mí. Comencé a volverme loca, se me rompía el corazón», recoge ‘El Español’.

Tras los primeros días en prisión, María trató de clavarse un lápiz tras un ataque de ansiedad. Los psiquiatras forenses, a su vez, afirmaron que María sufre «una grave descompensación mental del tipo psicótico», tras lo que se recomienda que ingrese «en un centro psiquiátrico cerrado para su evaluación y su diagnóstico».



Comentarios

envía el comentario