Maestra y psicóloga: así era María, la madre de las niñas asesinadas en Salitja (Gerona)

La madre no quería que sus hijas fuesen escolarizadas

Agents fora la casa on van morir les dues nenes de Girona amb el seu gos
La madre de las pequeñas decidió suicidarse tras el suceso| España Diario

María Hernando, la madre de las dos niñas asesinadas en su domicilio en Gerona, era maestra y psicóloga, pero a pesar de tener estudios superiores, tenía la creencia de no escolarizar a sus hijas y de educarlas ella misma.

Tenía 38 años y vivía bajo la obsesión de que la sociedad no ‘arrastrase’ a sus hijas. Hacía cinco años que vivían en Salitja, una pequeña localidad que pertenece al municipio de Vilobí d’Onyar (Gerona).

Su marido trabajaba en un concesionario de coches, en la capital. Cuando regresó a su casa el pasado 13 de diciembre, se encontró con los cadáveres de sus dos hijas, de 5 y 6 años.

Inmediatamente, trató de localizar a María, que no se encontraba en la casa y no respondía a las llamadas que le hacía Josep.

Los cuerpos habían sido golpeados por una azada y la mujer había escapado de la vivienda. Poco después se encontraba a la mujer, agonizando en mitad de la A-7, ya que había caminado hasta un puente bajo por el cual estaba la vía.

Esperó hasta que pasó un camión y se tiró al vacío. La mujer fue trasladada a un centreo médico, pero acabó falleciendo poco después.

Los motivos

Según cuentan varias personas de la localidad en la que vivían, María no salía apenas de casa. Era muy introvertida y parecía que estuviese pasando un mal momento en su vida.

Según ha publicado ‘El Español’, Josep le había pedido el divorcio tres meses atrás, razón por la que la mujer podría haber caído en una profunda depresión, que podría haber motivado su actuación contra las niñas.