María Jesús, la anciana que encontró su casa ocupada tras sufrir un ictus

La familia de la anciana denuncia también que le han robado joyas y 2.500 euros
María Jesús no puede entrar en su casa des del 15 de noviembre | España Diario

María Jesús, una mujer de 87 años de Madrid, sufrió un ictus en los anteriores meses. Lo que no esperaba es que tras su recuperación y salida del hospital, no pudiese entrar en su propio piso porque este estaba ocupado.

Según ha denunciado su familia, y recoge 'El Mundo', una mujer magrebí y su hija se encuentran en el interior de la vivienda ubicada en el barrio del Pilar, en Madrid, desde, por lo menos, el 15 de noviembre. Sin embargo, esto no es todo. Después de que María Jesús entrara en su vivienda para recoger sus cosas, con permiso de la Policía, detectaron que le habían robado 2.500 euros, joyas y que le habían cambiado la cerradura de la puerta.

La situación se alargará durante meses

Pese haber presentado demandas por la vía penal y civil, la abogada de la anciana ha confirmado que la situación se alargará un mínimo de 7 meses. La okupa fue detenida por robo pero fue puesta en libertad porque su hija es dependiente.

Los familiares de María Jesús pidieron a la compañía eléctrica que cortaran la luz del domicilio. Sin embargo, la okupa habría conseguido firmar un nuevo contrato con otra empresa.