INVITACIÓN OFICIAL:

¿Te encantan Mercadona, Zara, Primark o Carrefour? Este es tu grupo. Únete al Grupo OFICIAL de Facebook de compras y moda. ¡PINCHA AQUÍ!

Murcia: Maltrata a su mujer e hijastro por no ir a por tabaco en plena cuarentena

El hombre fue detenido por la Policía
Policía pidiendo el permiso a un conductor en Madrid
Fue arrestado por la Policía Nacional | EFE

Un hombre ha sido detenido por la Policía y puesto a disposición del juzgado de guardia de Murcia acusado de haber maltratado a su esposay a su hijastro porque se negaron a dejar el confinamiento impuesto por el estado de alarma para salir a la calle a comprarle tabaco, como les había exigido.

Según ha sabido Efe, el juzgado, por una resolución adoptada este sábado, ha ordenado a la Unidad de Psiquiatría del hospital Reina Sofía de Murcia que lo examine por si se considera aconsejable su ingreso en un centro especializado aunque no sea voluntario, ya que el mismo está diagnosticado de esquizofrenia.

Según la denuncia presentada por la esposa, esta acudió junto con el marido al cuartel de la Policía Local de Murcia ubicado en la pedanía de El Palmar, donde residen, para que trataran de convencerle de que no se podía salir a la calle y de que debía respetar el confinamiento decretado por el Gobierno para luchar contra el coronavirus.

Aunque no de buen grado, el hombre aceptó el consejo y volvió a casa con su mujer, pero al poco tiempo comenzó de nuevo otra trifulca al insistirle al hijastro que saliera a la calle a comprarle el tabaco que le pedía. Este llegó a resultar herido en el dedo de una mano al ser agredido por el denunciado.

En sus declaraciones a la Policía, tanto la mujer como el hijastro aseguraron que el denunciado es una buena persona y que su comportamiento agresivo es fruto de su patología mental y de que no se toma con regularidad los medicamentos que tiene prescritos.

También recalcaron que su esquizofrenia se ha visto incentivada en las últimas semanas con la reclusión domiciliaria impuesta por el estado de alarma.

Finalmente, expusieron tanto a la Policía como al Juzgado que no querían ninguna orden de protección, ya que su única intención al exponer lo ocurrido era que fuera tratado médicamente de sus dolencias.



Comentarios

envía el comentario