Localizan a un hombre que fue secuestrado recién nacido en un hospital de Estados Unidos

Los resultados fueron claros: la familia que le había criado no eran sus padres biológicos
Paul fue secuestrado por una falsa enfermera en el hospital en el que nació | España Diario

Localizan en Estados Unidos a un hombre que 55 años atrás, cuando tenía un solo día de vida, fue secuestrado del hospital en el que nació. Ahora, tras cinco décadas, han descubierto su localización y su nueva identidad.

Paul Joseph Fronczack, secuestrado hace 55 años, no conoció a sus verdaderos padres. Fue en 1964 cuando fue secuestrado por una falsa enfermera que accedió al hospital en el que se encontraba. La ‘enfermera’ le dijo a la madre que se llevaba a su hijo porque tenía que pasar una revisión, a lo que la madre accedió. Jamás volvió a ver a su hijo.

Tras denunciar el caso, de manera inmediata, empezaron una investigación para tratar de localizar la ubicación del menor secuestrado, así como la identidad de los secuestradores y sus motivaciones.

Pasaron dos años, y la policía informó a los padres de Paul que habían encontrado a un menor de dos años en un centro comercial. El pequeño estaba abandonado y coincidía con la descripción ofrecida por los padres del menor.

Así, entregaron al menor a la familia Fronczack, que crio al niño de la mejor manera posible. De hecho, se dio por cerrado el caso.

Pero el niño recogido tenía la sensación de que algo no cuadraba. A la edad de diez años vio el periódico en el que se informaba de su secuestro. Tras esto, y cuando alcanzó la mayoría de edad, decidió hacerse un análisis de ADN. Los resultados fueron claros: la familia que le había criado no eran sus padres biológicos.

Decidió entonces empezar una investigación para tratar de hallar al verdadero Paul y, de paso, descubrir su propia identidad. Tras muchos años de investigación y con el apoyo de investigadores, reporteros de desaparecidos y analistas, este 14 de diciembre pudieron precisar una localización en la que se encontraba el verdadero Paul.