Fallecido un hombre tras recibir un golpe en la cabeza durante una pelea en Tetuán, Madrid

Además, detenido el conductor de una empresa de transportes que robaba decenas de teléfonos

Imagen de archivo de los Servicios de Emergencia de Madrid
A pesar de ser trasladado al hospital, entró con un diagnóstico muy poco favorable y no se pudo salvar su vida | España Diario

Un indigente de origen ucraniano ha fallecido tras haber sufrido una  agresión de un golpe en la cabeza por un puñetazo asestado en una discusión en el distrito de Tetuán ( Madrid), ha informado a Europa Press fuentes policiales.

El fallecido, de 43 años, murió el pasado lunes, 21 de enero, frente al número 6 de la avenida de Asturias. Al parecer, la víctima se encontraba inmerso en una pelea con otro indigente a las 18.50 horas cuando, a causa de un puñetazo, sufrió un traumatismo craneoencefálico «severo», según fuentes del Samur-Protección Civil.

La víctima ingresó en los servicios de urgencias del Hospital de La Paz en «estado de muerte cerebral». Finalmente, falleció y el Grupo V de Homicidios de la jefatura de la Policía Nacional se encuentra inmerso en la investigación del caso para encontrar al agresor.

Detenido el conductor de una empresa de transportes que robaba decenas de teléfonos móviles tras el reparto

Imagen de archivo de un vehículo de la Policía Municipal de Madrid
Los agentes llevaban con la investigación cerca de un año | España Diario

 

Agentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid han detenido un grupo en el que estaba implicado un conductor de una empresa que al finalizar su reparto robaba decenas de móviles, obteniendo un beneficio de más de 30.000 euros, ha informado a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa.

La investigación se inició en agosto del pasado año. El responsable de una empresa de transportes denunció en una comisaría de Madrid la sustracción de terminales móviles de su flota de vehículos que reparten mercancía a un conocido establecimiento de informática y electrónica.

Los agentes averiguaron que la carga salía de un Mediamark de Madrid y los robos se producían en Logroño, destino final de la ruta, y cuando el trayecto era realizado por un conductor concreto.

El trabajador aprovechaba su condición de empleado para acceder a la mercancía rompiendo la cubierta y el plástico de los palés y así sustraer varios paquetes que contenían los teléfonos.

Imagen de los objetos incautados por la Policía Nacional
Esta es la imagen de lo recuperado por parte de los agentes de seguridad | Policía Nacional

 

Tras varias pesquisas, los investigadores constataron que posteriormente tanto sus familiares como amigos vendían los teléfonos en tiendas de compra-venta de la ciudad riojana y a terceros. Incluso algunos móviles eran utilizados por ellos mismos, logrando un beneficio económico que superó los 30.000 euros.

En la operación policial, llamada 'Flequillo', a finales del año pasado los agentes lograron la identificación de los integrantes del grupo y la detención de todos ellos consiguiendo recuperar 35 teléfonos móviles valorados en más de 7.000 euros. Los siete detenidos, que tienen muchos antecedentes por delitos similares, están acusados de un delito contra el patrimonio y pertenencia a grupo criminal.


Comentarios

envía el comentario