ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Se cae la torre principal de la catedral de Notre-Dame como consecuencia del incendio

El fuego, en el que continúan trabajando los bomberos, afecta la parte trasera del templo
El incendio se habría producido en una zona que estaba siendo rehabilitada | Twitter

Un espectacular incendio se ha declarado este lunes por la tarde en la Catedral de Notre-Dame de París, según han informado testigos presenciales y se puede constatar a través de vídeos publicados en redes sociales.

El fuego, de importantes proporciones, está concentrado en la parte de la trasera del templo provocando el hundimiento de la aguja de la torre principal del edificio y parte del techo. El incendio ha generado una densa columna de humo visible desde toda la ciudad. 

Protección civil ha recomendado no acercarse a la zona 

Fuentes del cuerpo de Bomberos ha confirmado que el fuego se ha iniciado sobre las 18.50 horas. Todo apunta, según afirman están mismas fuentes, que el origen y la causa del incendio se encontrarían en la zona donde se están realizando tareas de rehabilitación del templo parisino.  

 

Protección Civil ha solicitado que se desaloje la zona para facilitar el trabajo de los equipos de emergencia. Por el momento se desconoce si se han producido heridos.

Las fuerzas de seguridad han establecido ya un perímetro de seguridad en torno a la catedral y han desalojado los puentes que comunican la isla de la Cité donde está el templo con el resto de la ciudad.

Sometida a reformas porqué la estructura era inestable

Notre-Dame es una de los principales atractivos turísticos de la capital francesa.  El templo comenzó a construirse en 1163 y fue terminada casi dos siglos después en 1345. 

La aguja de la Catedral de Notre-Dame ha caído tras incendiarse | AFP

En la actualidad estaba siendo sometidas a diversas reformas, como demuestran los andamios que rodeaban su parte trasera. La iglesia francesa había advertido que tenía algunas zonas inestables y que existía un claro riesgo de derrumbamientos.