El detenido en Valladolid por la muerte de su pareja: «Yo no me voy a quitar la vida como ella»

Según los vecinos, las discusiones entre la pareja eran «frecuentes y muy fuertes»

Agente de la Policía Local junto al vehículo
El hombre ha quedado detenido hasta que se resuelva si fue un suicidio o un homicidio | España Diario

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez Villazán, se ha mostrado cauto a la hora de analizar la muerte esta madrugada de una vecina del barrio de Pajarillos, tras caer a la calle desde la ventana de su domicilio, y ha preferido analizar la detención de su pareja en clave de posible homicidio, en lugar de por indicios de violencia de género.

«Ha sido detenido por indicios de violencia de género porque era la única persona que había en ese momento en el piso, aunque no sabremos más hasta que concluya la autopsia practicada a la víctima», ha apuntado Emilio Álvarez en declaraciones recogidas por Europa Press.

En cualquier caso, el subdelegado insiste en que en estos momentos «no hay ningún dato que permita afirmar que ha sido un caso de violencia de género», al tiempo que reitera que, según su opinión, lo más acertado a esta hora es referirse al caso como un presunto homicidio.

Lo que sí ha asegurado el subdelegado es que no había denuncias previas entre el matrimonio por violencia de género y que ambos tenían antecedentes por agresión a la Policía Local, hechos ocurridos en 2019.

Sí consta una denuncia por violencia doméstica contra la pareja, de 45 años, pero interpuesta por uno de los hijos de la víctima, que no viven en el domicilio conyugal, un 3º situado en el número 3 de la calle Alcotán, y que la misma se encuentra sobreseída, por lo que Álvarez presupone que data de hace más de cinco años.

Discusiones «frecuentes y muy fuertes» entre la pareja

También ha explicado el subdelegado que vecinos del inmueble atestiguan que las discusiones entre el matrimonio eran «frecuentes y muy fuertes».

En este contexto, poco antes del fallecimiento de la mujer, de 56 años, sobre las 02.25 horas de este lunes, fuentes consultadas por Europa Press apuntan que varios vecinos del inmueble, alarmados por el cariz y tono de la discusión, salieron a la calle y llegaron a colocar varios colchones con el fin, sin éxito, de amortiguar la caída de la víctima.

«Hicimos lo que pudimos en el poco tiempo que tuvimos, pero cayó justo al lado y no pudimos frenar el golpe», han manifestado algunos testigos al medio 'El Norte de Castilla'. «Ella le decía continuamente: ¡No me pegues, suéltame del cuello que me ahogas!», relató otra testigo. Los vecinos también escucharon como él insistía en que «se metiera para dentro y la amenaza con matarla», según el citado medio.

Además, los testigos han añadido que cuando el hombre se encontraba en la calle con los agentes que se desplazaron al lugar, éste les dijo que: «Yo no me voy a quitar la vida como ella». 

El detenido se encuentra a esta hora en los calabozos de la Comisaría de Las Delicias.


Comentarios

envía el comentario