Joseph se despide de su madre, fallecida en la masacre de México: «Fue un privilegio ser tu hijo»

Un cártel mexicano asesinó a tres mujeres y seis niños, mientras que ocho resultaron heridos de gravedad
Joseph Cole Langford, junto a su madre Dawna, fallecida en la masacre de Sonora, México | Instagram (@JosephColeLangford)

Masacre en un poblado situado entre los estados de Sonora y Chihuahua, en México. Al menos tres mujeres y seis niños pertenecientes a una familia estadounidense mormona en el norte de México fueron asesinados este lunes en una emboscada, supuestamente perpetrada por el cártel de La Línea durante una disputa por controlar la región a la banda criminal de Los Salazar, según los avances en la investigación dados a conocer este miércoles por las autoridades.

Devin logró salvar a 6 de sus hermanos

Este pasado jueves se llevó a cabo el funeral de cuerpo presente de los fallecidos. Dawna Ray Langford tenía 43 años y era madre de 13 niños, el día del ataque armado viajaba en una camioneta junto a sus nueve hijos más pequeños, dos de los cuales perdieron la vida junto a ella, Trevor Harvey de 11 años y Rogan Jay de solo dos. Los otros siete lograron sobrevivir gracias a que uno de ellos, Devin, consiguió llevarse a sus hermanos y ocultarlos tras unos arbustos, cubriéndolos de ramas, para posteriormente correr para pedir ayuda.

Uno de los hijos de Dawna, Joseph Cole, ha compartido en redes sociales un desgarrador mensaje, dedicado a su difunta madre y a sus hermanos asesinados: «Descansa en paz, mi dulce madre». Junto a esta triste frase, escribe: «Nunca me di cuenta de que poder dar a tu madre un beso de buenas noches es un privilegio, pero siempre sentí que era un honor ser tu hijo».

Así, Joseph Cole termina su escrito: «Dios, déjame jugar con mis hermanos solo por un momento más. Permíteme abrazarles tan fuerte que pueda sentirlos para la eternidad. Nunca volveré a hacer estas cosas otra vez. Fue más que un privilegio y un honor ser tu hijo. Te quiero siempre, mi dulce madre».

Fueron quemados completamente

Según la versión oficial dada por las autoridades, criminales del cártel de La Línea atacaron tres camionetas con miembros de una comunidad mormona cuando estos se dirigían de Bavispe (estado de Sonora) hacia Janus (estado de Chihuahua), regiones fronterizas con Estados Unidos, probablemente al ser confundidos con una banda rival. Los narcotraficantes dispararon indiscriminadamente y prendieron fuego a los coches con los pasajeros dentro: «Fueron quemados hasta ser reducidos casi a cenizas», explican los propios familiares en redes sociales.

En los vehículos viajaban Dawna Lanford y otras dos madres, Rhonita LeBaron y Christina Langford, junto a catorce niños. El macabro saldo final fue de tres mujeres y seis menores asesinados, además de varios menores heridos de gravedad que continúan ingresados en el hospital.

Este jueves también se llevó a cabo el funeral de Rhonita, quien murió calcinada junto a sus cuatro hijos, Howard Jacob de 12 años, y Krystal Bellaine, de 10 años; así como los gemelos Titus Alvin y Tiana Gricel de apenas ocho meses. Finalmente, este viernes en Galeana, en el norteño estado de Chihuahua, se realizará el funeral de Christina, quien dejó huérfana a Faith Marie, que sobrevivió al ataque.