ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Las hijas de la mujer asesinada en Bilbao pasaron más de 24h junto al cadáver

Las menores, de 2 y 4 años, estuvieron más de un día sin comer y llamaron la atención de una vecina al estar llorando fuera del piso
Agentes de la Ertzaintza, en una imagen de archivo | DiarioEspaña.es

 

A primera hora de la tarde del pasado 25 de septiembre, la Ertzaintza encontró en Bilbao, provincia de Vizcaya, el cuerpo sin vida de una mujer, con claros signos de violencia, presuntamente asesinada por su pareja. Ahora han trascendido más detalles de este terrible suceso.

La víctima era una mujer senegalesa de 25 años y vecina de Bilbao que se convirtió en la víctima número 37 de violencia de género en lo que va de año. Finalmente su marido, también senegalés y de 38 años, fue detenido como presunto homicida en un piso de un amigo en Mutriku, provincia de Guipúzcoa, donde se había escondido tras el crimen.

 

Las hijas pasaron más de 24 horas junto el cadáver

Según las primeras investigaciones realizadas por la Erztaintza, el hombre degolló a su pareja delante de las hijas de ambos, dos niñas de dos y cuatro años, en el piso que tenían alquilado desde hace más de un año, en la calle Ollerías Altas de Bilbao.

Desde el momento en el que ocurrió el asesinato hasta que se encontró el cuerpo sin vida de la mujer pasaron más de 24 horas, en las cuales las dos menores estuvieron junto al cadáver de su madre.

Las niñas, tras pasar más de un día sin comer, estaban famélicas y salieron al descansillo del domicilio donde permanecieron llorando hasta que una de las vecinas las encontró totalmente desconsoladas. Eso la extrañó, pues los padres siempre habían estado muy pendientes de sus hijas y de su cuidado.

 

La mujer murió degollada a manos de su marido

La vecina decidió entrar en el piso para comprobar qué ocurría y descubrió el cuerpo sin vida de la madre de las niñas. Eran alrededor de las 13.30 horas del pasado martes, cuando rápidamente avisó al 112.

Hasta el lugar de este terrible suceso se movilizaron varias patrullas de la Ertzaintza y de la Policía Municipal de Bilbao. La mujer asesinada presentaba un corte profundo en la garganta, además de varias heridas en la cara.  El cuerpo estaba en el salón, rodeado de restos de sangre reseca.

 

Vehículo de la Ertzaintza, en una imagen de archivo | EspañaDiario.es

 

Los agentes pudieron comprobar que la víctima recientemente había presentado una denuncia contra su marido por maltrato ante la Policía Municipal, pero no se había dictado ninguna orden de protección hacia la mujer y sus hijas. Según explican algunos vecinos, la víctima se había ido de casa con sus niñas durante casi un mes y medio, aunque acabaron volviendo al domicilio familiar.

Además, los investigadores localizaron en la acera un reguero de sangre que llevaba hasta un contenedor de basura, entonces procedieron a precintarlo y lo trasladaron hasta las dependencias policiales para realizar un análisis detallado de su contenido y buscar el arma homicida, que podría ser un cuchillo.

 

El presunto asesino, escondido en casa de un amigo

Al ver que la pareja de la víctima tenía un expediente abierto por violencia de género y estaba en paradero desconocido, se convirtió en el principal sospechoso del crimen y la Ertzaintza empezó la búsqueda.

Los agentes sospecharon que el presunto homicida se había escondido en casa de un amigo en la localidad de Mutriku, por lo que a media tarde se enviaron recursos de la comisaría de Ondarroa a la empresa donde trabajaba el amigo.

Finalmente, a las 19.00 horas, los agentes entraron en el domicilio donde se había refugiado el principal sospechoso. Al verlos, intentó huir saltando por el balcón hasta la calle, pero fue arrestado y conducido a la comisaría de Deba, donde prestará declaración.