Hallan muerto en una casa de Alicante a un cónsul de Eslovaquia

La autopsia ha confirmado que murió por causas naturales

El cónsul de Eslovaquia en Kazakistán, de 53 años, ha perdido al vida en una vivienda situada en una urbanización de La Nucía (Alicante). Según apunta las fuentes de la investigación, el hombre murió por causas naturales.

Tal como señala la autopsia, que se ha practicado hoy mismo, el hombre, de 53 años, pudo sufrir una hemorragia previa que provocó que cayera por la escalera que da al jardín de la vivienda y en el transcurso de la caída se produjo un traumatismo que le causó la muerte.

El cuerpo sin vida fue descubierto ayer en torno a las 17 horas por un empleado de la urbanización a través de una de las ventanas de la vivienda y cuando llegaron los servicios de emergencias el cónsul, de 53 años, ya era cadáver.

La Guardia Civil sigue la investigación y espera los resultados del examen forense.