Dos guardias civiles socorren a una mujer que había sufrido un paro cardíaco en Alicante

El hijo de la mujer, que se encontraba en el vehículo, buscó la ayuda de los agentes
Uno de los agentes le practicó un masaje cardiopulmonar | EspañaDiario

Dos agentes de la Guardia Civil de Villena (Alicante) han salvado la vida a una mujer de 53 años que sufrió un paro cardíaco mientras conducía por la avenida de la Constitución con su hijo de 12 años en el coche. El suceso se registró el pasado 11 de diciembre, ha informado el instituto armado. Los agentes, que se encontraban parados ante un semáforo en rojo en la avenida Constitución, observaron cómo un turismo se incorporaba a la vía, desde la calle Quintín Esquembre, de manera «errática y descontrolada».

La puerta trasera derecha del vehículo se abría y se cerraba repetidamente, mientras iba en movimiento. Tras recorrer varios metros de esta forma, el coche terminó impactando frontalmente contra otro vehículo a la altura del número 180. El hijo de la víctima se apeó y buscó ayuda a los clientes de un bar cercano, en estado de agitación y nerviosismo. Los agentes se dirigieron hacia él y éste, al verles, les indicó que su madre se había «quedado paralizada» mientras conducía.

Los dos guardias se dirigieron a la conductora, una mujer de 53 años, vecina de Villena, que estaba inconsciente y no reaccionaba a los estímulos externos que le realizaban los agentes. Mientras uno de los guardias civiles daba aviso, el otro agente comenzó a practicarle un masaje cardio pulmonar (RCP) dado que la mujer estaba en parada cardiorrespiratoria. Así se logró reanimar a la mujer.

La Policía Local de Villena se hizo cargo de la instrucción de las diligencias del atestado y un equipo del SAMUR consideró oportuno su traslado al Centro Sanitario Integrado de Villena desde el cual fue derivada, posteriormente, al Hospital de Elda.