Filipinas: 40.000 evacuados e imágenes espectaculares por el volcán 'Taal'

El volcán lleva tres días en erupción constante y en las últimas 24 horas ha generado fuentes de lava de 500 metros de altura y columnas de humo de hasta dos kilómetros

Las autoridades filipinas mantienen el nivel de alerta por la erupción del volcán 'Taal', en su tercer día, ya ha obligado a evacuar más de 40.700 en los alrededores. El volcán lleva tres días en erupción constante y en las últimas 24 horas ha generado fuentes de lava de hasta más de 500 metros de altura y columnas de humo de hasta dos kilómetros, según el Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (Phivolcs).

El jefe de Phivolcs, Renato Solidum, advirtió hoy de que la erupción no muestra signos de desaceleración a pesar de que la columna de humo y ceniza se haya reducido, ya que persisten los seísmos provocados por el magma que sigue subiendo hacia el cráter. La gran erupción del volcán Taal, ha dejado fenómenos sorprendentes e impresionantes de rayos en la columna de ceniza.

 

Origen de los rayos

Las grandes erupciones volcánicas generan el llamado pirocúmulo, es decir, una nube de desarrollo vertical de grandes dimensiones, cúmulo, donde el origen es el fuego, piro. La actividad eléctrica asociada a las erupciones volcánicas puede ser tan grande como la que se produce en las grandes tormentas. El origen de los rayos volcánicos no se ha terminado de determinar por completo. Las medidas y observaciones hicieron pensar que los rayos se generaban por la expulsión a la atmósfera de partículas cargadas positivamente.

 

 

 

 

 

Una hipótesis sugiere que el magma, la roca y la ceniza volcánica emitidos durante una erupción ya están cargados por algún proceso anterior, desconocido, y esto genera chispas cerca de la apertura del volcán. Otra teoría sostiene que el aire muy caliente, al chocar con las partículas más frías en la atmósfera, genera relámpagos ramificados por encima del pico del volcán.

 

Estado y consecuencias del volcán

El 'Taal' amenaza de tsunami volcánico y de que haya corrientes de flujo piroclástico, con lo cual, los organismos filipinos sugieren la evacuación adicional de áreas en alto riesgo situadas en un radio de 14 kilómetros del cráter. Además, toda la fauna y población cercana, está quedando cubierta sobre una gran capa de ceniza.

 

 

La erupción del Taal está causando una gigantesca columna de humo y cenizas que afecta a las poblaciones aledañas. Ese polvo residual ha provocado el cierre temporal del aeropuerto internacional de Manila y la suspensión de todos los vuelos desde y hacia ese lugar como medida de seguridad. Asimismo, las autoridades elevaron el nivel de alerta a 4 de 5 ante el riesgo de una "inminente" erupción. El último periodo activo de este volcán sucedió en 1977, cuando se registró una gran erupción que produjo un cono pequeño de ceniza volcánica originado en el cráter principal.