Familiares de Isabel, encontrada muerta después de 15 años, se interesaron por ella solo para vender su piso

Una sobrina fue a visitarla al descobrir que había compradores interesados
Isabel tendría entre 78 y 79 años cuando murió | España Diario

El triste final en soledad de Isabel se dio a conocer el pasado martes. Fue entonces cuando encontrada el cadáver de esta anciana en el baño de su casa en el distrito madrileño de Ciudad Lineal, tras estar 15 años muerta. Fue una sobrina, con la que apenas tenía relación, la que al ir a visitarla no pudo dar con ella. Al no abrirle la puerta, presentó una denuncia ante la Policía y estos avisaron a los Bomberos que entraron en el domicilio.  

La historia en sí ya bastante dura, empeorá una vez se han conocido los motivos que llevaron a sus familiares a retomar el contacto con ella. Según explicaba 'ElCaso', su sobrina se movió por puro interés económico. Y es que últimamente habían aparecido compradores interesados en el piso de Isabel, y por esta razón, habrían querido acercarse a ella para entrar en una posible herencia. 

Fueron sus vecinos los únicos en notar su ausencia

Al principio de estos tres lustros en que estuvo muerta, fueron sus vecinos los únicos que se preocuparon por la ausencia de Isabel. En 2004, empezaron a sospechar tras varios días sin verla salir de su piso, el segundo B de la calle José del Hierro, 51. 

Llevaron el caso ante la policía, que les dijo que tenía que ser la familia quien denunciará. También preguntaron en su banco, pero la única información que obtuvieron es que sus pagos de recibos estaban al día. Finalmente, les fue imposible contactar con la familia, ya que les colgaban el teléfono.  

Con el tiempo, acabaron asumiendo que Isabel, viuda y sin hijos, debía de estar vivienda con una sobrina o había sido internada en una residencia. Se plantearon, incluso, que estuviera ingresada en un psiquiátrico, pues sufría depresiones y se había visto implicada en algún episodio violento. 

 

En 2004, Isabel no tenía hijos y hacía poco que era viuda| Google Maps

Confirmada la muerte natural

Tras años de total abandono por parte de la familia, tuvo que ser el puro interés económico lo que llevará a su localización de cuerpo totalmente momificado. Pese a este estado se ha podido confirmar que, al menos, la mujer no sufrió y murió de causas naturales cuando debía tener entre 78 y 79 años. Eso no evita, pero, como lamentan los vecinos, que sus seres queridos vivieran durante 15 años sin preocuparse lo más mínimo por ella.