Fallecidos en el fuego de Huelva eran hermanos y el bebé hijo de uno de ellos

El bebé, hijo de la fallecida, se encuentra hospitalizado en estado «muy grave»

El menor de 15 años y la joven de 24 fallecidos esta mañana en el incendio registrado en una vivienda de la barriada de La Hispanidad, en Huelva capital, eran hermanos, y el bebé de 15 días que se encuentra en la UCI Pediátrica en estado «muy grave», hijo de esta última.

Es tan sólo este recién nacido el que permanece ingresado en el hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva donde en el día de hoy han sido atendidas por este suceso ocho personas más que ya han recibido el alta.

Lo mismo ha ocurrido con las dos personas que permanecían en Observación de Urgencias del hospital Infanta Elena que han abandonado el hospital esta tarde, han informado a Efe fuentes sanitarias.

Además del bebé tan solo queda hospitalizada su abuela, de unos 50 años, que ha sido trasladada este mediodía hasta la Unidad de Quemados del hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde permanece en estado grave con quemaduras en el 30 por ciento de su cuerpo.

Por lo que respecta a la investigación sobre las causas del siniestro, desde la Policía Nacional se ha informado de que se está a la espera de que se refresque el lugar para que los agentes de Policía Científica realicen la inspección del inmueble, cuyo salón, estancia en la que en principio parece que se originaron las llamas ha quedado totalmente calcinado.

Concentración de los vecinos

Por otra parte, esta tarde, a las 19:00 horas más de un centenar de vecinos se han concentrado en la zona para mostrar su rechazo a una pasarela que se instaló entre la barriada y el Parque Moret al entender que la misma ha dificultado el acceso de los vehículos de bomberos al lugar del incendio.

No sostienen lo mismo desde el Parque Municipal de Bomberos de Huelva, desde donde se ha precisado que la pasarela no impidió el acceso de los medios allí destinado y que, el hecho de que no hubiera estado la misma, no habría supuesto una actuación más rápida, todo ello, tras recordar que desde que se recibió el aviso del fuego hasta la llegada de los efectivos al lugar pasaron apenas seis minutos.