Fallece Darcy, de 8 años, después de que los médicos confundieran el cáncer con dolores de crecimiento

Los dolores de la pequeña empezaron cuando ésta tenía 3 años
Su madre, Carol Donald, cree que los médicos pudieron tratarla mucho antes | Daily Record

Carol Donald, de 38 años y residente en Escocia, está completamente desolada tras el fallecimiento de su hija Darcy, de 8 años, tras una larga y dolorosa lucha contra el cáncer. Carol empezó a sospechar que algo no iba bien cuando su hija tenía tres años. Desde esa temprana edad, la llevó repetidas veces al hospital, pero el equipo médico le aseguró en varias ocasiones que los constantes dolores que sufría Darcy eran propios de la etapa de crecimiento.

En los meses siguientes Darcy empezó a perder peso y a sufrir constantes desmayos. En enero de este mismo año, los médicos diagnosticaron a la pequeña cordoma, un cáncer muy agresivo que afecta a 20 millones de niños cada año. En el momento del diagnóstico, el cáncer se había extendido ya a varias partes de su cuerpo, por lo que no era posible una recuperación favorable.

Darcy ayudó a planear los detalles de su funeral

«Siempre he sido muy honesta con Darcy sobre su enfermedad y ahora sabe que va a morir [...] Darcy ha ayudado a planear cada detalle de su funeral conmigo», contaba Carol al ‘Daily Record’ meses antes del fallecimiento de la pequeña.

En este sentido, Carol Donald cree que su hija podría haber sufrido una posible negligencia, y es que no da crédito a que el equipo médico no pudiera relacionar los dolores y los síntomas de Darcy con un posible cáncer. «Consultamos en todo momento a los pediatras y especialistas, quienes nos hicieron sentir como si les hiciéramos perder el tiempo», afirma.

A través del perfil de Facebook ‘Darcy Rae’s Dream’, Carol contaba la trágica noticia y se declaraba agradecida por «haber tenido ocho años increíbles junto a ella». «La fortaleza que ha mantenido durante todo este tiempo es lo que me hará mantenerme fuerte», asegura.