INVITACIÓN OFICIAL:

¿Te encantan Mercadona, Zara, Primark o Carrefour? Este es tu grupo. Únete al Grupo OFICIAL de Facebook de compras y moda. ¡PINCHA AQUÍ!

Terrible Sevilla: Fallece un bebé por apendicitis tras ser examinado solo de coronavirus

Se han apoyado en la asociación del Defensor del Paciente de Carmen Flores y esperan que se pueda hacer justicia
pies de un bebé
En ningún momento le realizaron las pruebas de la dolencia por la que ha fallecido | Pixabay

Unos padres de Dos Hermanas (Sevilla) denuncian la asistencia médica que recibió su bebé de cinco meses por parte de la Salud Pública de Andalucía, ya que tras presentar varios síntomas de malestar, les dijeron que su hija no tenía más que un virus pasajero cuando la menor acabó falleciendo por apendicitis días después.

«Nos dijeron que lo único que podíamos hacer era darle paracetamol, que le pusiéramos paños fríos y que lo bañáramos, que estaría incubando algún virus, pero que sobre todo no le lleváramos a ningún sitio, que nos quedáramos en casa. Nos decían que ni se nos ocurriera ir a un hospital, que si no veíamos cómo estaban las cosas. Le miraron la garganta, la fiebre y poco más, nos dio la impresión de que sólo miraban si era coronavirus. Les dijimos que estábamos asustados, pero no nos dieron otra solución. Y no, ya ves: al final no era coronavirus», han manifestado.

El desarrollo de los fatales acontecimientos

El bebé de la pareja, que ha preferido permanecer en el anonimato, empezó a encontrarse mal el 29 de marzo. «Ese día comenzamos a ver fiebre en la niña, y que estaba como apagada. Mi pareja me advirtió de que igual era bueno llevarla al centro de salud, empezó a variar entre 37 y 39 grados, pero con todo el lío que había, esperamos un día más. Llamamos al 112, pero nos dijeron que esperásemos», han manifestado al medio ‘El Mundo’.

Al día siguiente, al ver que la bebé seguía con malestar y fiebre, decidieron llevarla al centro de salud San Hilario (Dos Hermanas) a última hora de la tarde: «Había dos pediatras, y la verdad es que estaban ya terminando su jornada y pasando a urgencias, nos trataron un poco mal pero nos terminaron atendiéndonos en urgencias», relataban.

Según opinan, en San Hilario se produjo un momento clave en los cuidados de la menor: «La pediatra nos pregunta qué le pasa, le contamos y apenas explora al bebé. Le mira la garganta, le toma la fiebre y nos dice que tiene buen color, y que no nos preocupemos demasiado. Dice que debe de estar incubando algo, algún virus, que es normal en un bebé, pero que estemos tranquilos: que sigamos con el paracetamol, que la bañemos y le pongamos paños para bajarle la fiebre, y ya está. Me dijo: 'Tú dale Apiretal —paracetamol infantil— y quédate en casa'».

La madre de la bebé ha manifestado al citado medio que: «Yo le dije que me daba cosa irme así sin más, que veía a la niña mal, que por favor me ayudara... Pero ella insistió en que no, que estuviéramos tranquilos, y sobre todo que no lleváramos a la niña a ningún sitio, que era muy peligroso, que podía coger el virus y era peor».

Siguen explicando que el martes, 31 de marzo, el centro se puso en contacto con ellos: «Nos llamó la pediatra a las 10 de la mañana, para hacer seguimiento por teléfono. Me preguntó qué síntomas tenía, y le dije: fatiga, diarrea, como náusea y fiebre cambiante. Tomó nota y nada más. Le pregunté: '¿Pero no me puedes decir nada más?'. Me contestó: 'Tal y como está la cosa, hay que hacer esto por teléfono, lo siento'. La niña ya estaba como muy dormida todo el rato, muy decaída. No quería jugar ni nada, le poníamos el 'Cantajuegos' y ni eso. Pensábamos incluso que podían ser los dientes, que le estaban saliendo... Ahí ya estábamos muy preocupados, pero con todo esto...».

Los padres continúan el desgarrador relato explicando que al día siguiente, el 1 de abril: «A las 7.00 de la mañana vi que tenía fiebre, y me alarmé mucho. Llamamos al 112, y le dijimos si podían venir a por ella. Nos dijeron que no la lleváramos al hospital, que podía ser peor. Que si acaso la lleváramos al centro de salud. De ahí llamé a Salud Responde —número de información sanitaria de la Junta de Andalucía—, y me dijeron que no me podían poner con la pediatra. Entonces fue cuando llamé al centro de salud. Como era muy pronto me dijeron que aún tenía que llegar la pediatra de la mañana. Que en cuanto llegara, a las 9.00 horas, nos llamarían».

Pero a las 9.00 horas no llamaron. Llamaron alrededor de las 11 de la mañana: «Le dijimos que estaba mal, que ahora un poquito mejor, pero mal. Él miró la historia clínica y, para nuestra sorpresa, nos dijo que la anterior pediatra había puesto: 'Gastroenteritis'. Le dije: 'Pero si a mí no me ha dicho nada de gastroenteritis... ¿Por qué no nos lo han dicho antes? Es que tiene una fiebre que no la veo normal, igual sería bueno que le hicieran más pruebas...'».

«El pediatra me dijo entonces que me lo tomara con calma, que podía durar la cosa de tres a cinco días, que siguiéramos con baños y paracetamol». Al día siguiente, el 1 de abril, ocurre el fatal desenlace: «Hacia las 11.30 vimos que se le empezaba a hinchar la barriga, que pensamos en ese momento que podían ser gases, pero de pronto le dieron como convulsiones... Nos asustamos mucho, nos lo llevamos corriendo a San Hilario».

Según han explicado, atendieron al bebé de inmediato: «Le dio la primera parada cardiorrespiratoria, consiguieron sacarlo, y llamaron ellos mismos al 061, porque decían que no tenían recursos para atender aquello. Lo llevaron en una ambulancia a Virgen de Valme».

«Cuando llegamos salió una enfermera y me llevaron a un cuartito. Allí me dijeron que había fallecido, que al entrar en el hospital le había dado su segunda parada cardiorrespiratoria, y que ahí no habían podido sacarle. Fue el forense el que nos dijo de qué había muerto: apendicitis. Estaba a punto de cumplir seis meses», declaraba a ‘El Mundo’.

Concluyen lamentado que: «Nosotros entendemos que la situación es especial y difícil para todos, para los médicos y también para los demás... Pero no han sabido o no han querido tratar a mi hija. Estaban tan dedicados al coronavirus que se han olvidado de lo demás. Queremos que se haga justicia».

Además, según han manifestado que han puesto el caso en manos de la Fiscalía. Se han apoyado en la asociación del Defensor del Paciente de Carmen Flores y esperan que se pueda hacer justicia con el caso de la menor fallecida.



Comentarios

envía el comentario