ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

ÚLTIMA HORA

Muere Stan Lee, creador del Universo Marvel, a los 95 años

Fallece por su alergia a los lácteos después de que le rociaran con queso rallado

Un compañero de colegio le lanzó grandes cantidades de queso a su camiseta
Karanbir Cheema, niño fallecido por una reacción alérgica por el queso que un compañero le tiró encima | EspañaDiario.es

 

Un niño de 13 años de un colegio de la ciudad de Londres, en Reino Unido, murió por una grave reacción alérgica después de que uno de sus compañeros le echase queso rallado por encima de la camiseta, según han informado medios locales como el 'Dailymail'.

El estudiante londinense, Karanbir Cheema, llegó a sufrir un paro cardíaco en la escuela secundaria William Perkin Church of England, en Greenford. Ocurrió el día 28 de junio, y tras sufrir el paro cardíaco, fue trasladado al hospital, donde moriría diez días después.

Cuando los servicios de emergencias llegaron a la escuela de Greenford, el joven ya se encontraba en estado de shock anafiláctico. Tres meses después de su muerte, la autopsia realizada apunta a que la muerte del joven pudo deberse a la fuerte alergia que tenía concretamente a los productos lácteos, ya que también era alérgico al gluten, al trigo, a los huevos y las nueces.

 

El joven sufrió una fuerte reacción alérgica

El primer asistente de médico que atendió a Karanbir explicó que el joven tenía la respiración muy lenta y que buscaba constantemente respirar. «Parecía estar sufriendo una fuerte reacción alérgica, su piel estaba roja e irritada como si le hubiera picado una colmena entera».

Cheema no reaccionó bien a los diferentes tratamientos de shock que se le suministraron en aquel momento. Se trató al adolescente con Piriton, un inhalador y un bolígrafo especial utilizado para estos casos. Sin embargo, siguió teniendo problemas.

 

Cheema sufrió un paro cardíaco

Como consecuencia del shock alérgico que estaba sufriendo, el joven tuvo un paro cardíaco. El Sr. Opatt solicitó entonces ayuda adicional para atenderlo, según explican fuentes de ‘DailyMail’. Con el objetivo de reanimarlo, él y su asistente iniciaron el procedimiento de RCP en el adolescente de 13 años. Además, para que el joven volviera en sí se hizo uso también de un desfibrilador y le administraron antihistamínicos.

Las tareas de reanimación se llevaron a cabo mientras esperaban a la ambulancia que le trasladó al Hospital Creat Ormond Street, donde Cheema murió a los diez días de ingresar, el 9 de julio.

 

La policía dice que el lanzamiento de queso fue mutuo

Christian Rodgers, el sargento detective que lleva la investigación del caso, ha hablado con una lista de testigos potenciales, además de con el médico forense. Según la policía, el lanzamiento de queso entre los chicos habría sido mutuo, y además «la persona involucrada ya no está en el colegio».