Los exfutbolistas del Arandina, condenados a prisión: «Somos unos pardillos»

Los condenados del ‘caso Arandina’ definen la sentencia condenatoria como «incoherente»
Raúl Calvo, uno de los tres condenados por el caso Arandina | EFE

Carlos Cuadrado, Víctor Rodríguez y Raúl Calvo, los tres exfutbolistas del Arandina, han sido condenados a 38 años de prisión, en total 114 años entre rejas, por agredir sexualmente a una menor de 16 años en 2017. Los tres jóvenes actuaron con intimidación sobre la joven, con la luz apagada y por sorpresa, según interpreta la Audiencia de Burgos. Ahora, los condenados esgrimen en su defensa: «No somos violadores, somos unos pardillos».

Según declaraciones de Carlos Cuadrado a la salida de la Audiencia Provincial, y a las cuales ha tenido acceso ‘La Razón’, los acusados definen la sentencia como «incoherente». «Están pidiendo una burrada y no hemos hecho nada. No me esperaba nada de esto, en la casa no pasó nada», añade Raúl Calvo, otro de los condenados.

«Que traigan pruebas. Si las traen yo voy a la cárcel y pago. ¿Pero a quién he matado? ¿38 años de qué? Estoy acojonado, esto no tiene sentido. Todo es culpa de la presión social y la presión mediática. Hace quince años estaría en mi casa jugando al parchís. No hemos hecho nada», prosigue el tercer exfutbolista, Víctor Rodríguez.

En la misma se pronuncia una de las abogadas defensoras, Olga Navarro, quien dice sentirse «desilusionada» con la justicia. En este sentido, añade que no existe prueba sobre los hechos: «Sólo hay un testigo presencial que se acredita con un vídeo, al que no se cree porque no ha acudido antes a la justicia».

El testimonio de la denunciante, no obstante, ha sido corroborado por sus allegados y por un informe psicológico. También ha sido probado que, en el momento de los hechos, los acusados eran plenamente conscientes de que la denunciante tenía 16 años.