Encuentran viva en EEUU a una niña desaparecida hace tres meses tras el asesinato de sus padres

Jayme Closs, de 13 años, desapareció de su casa en Barron, en el estado de Wisconsin, el pasado 15 de octubre
Jayme Closs, de 13 años, desapareció de su casa en Barron el pasado 15 de octubre | Barron County Sherriff's Department

 

Las autoridades policiales de Estados Unidos han confirmado que se ha localizado viva a Jayme Closs, una niña de 13 años que había desaparecido hace 3 meses de su casa de Barron, en el estado de Wisconsin, pocas horas después del asesinato de sus padres

El sheriff del condado de Barron ha informado en un comunicado que ha aparecido de repente delante de una puerta de una casa de Gordon, una ciudad del mismo estado a una hora de distancia en coche. La niña fue reconocida por un vecino que la encontró «flaca y sucia con el pelo enmarañado y con zapatos que no encajaban». Jayme ha sido trasladada a un hospital pero se desconoce cual es su estado de salud. 

Han confirmado que fue secuestrada tras el asesinato de sus padres

Medios estadounidenses, como el 'Minneapolis Star Tribune', han explicado que la joven consiguió escapar del secuestrador que la había mantenido retenidos los últimos tres meses. 

El departamento del Sherriff ha informado también de la detención de un sospechoso del secuestro de la menor americana pero sin dar muchos más detalles al respecto. No ha trascencido si este hombre tiene algún vínculo con la muerte violenta de sus padres. 

El matrimonio de James y Denise Closs, de 56 y 46 años, fue asesinado a tiros la madrugada del 15 de octubre en su casa de Barron. En los días posteriores al crimen, la cadena de televisión 'ABC' informaba que el número de la policía 911 había recibido una llamada desde el teléfono de la mujer donde se podían escuchar «muchos gritos».

3 meses de búsqueda de las autoridades policiales y los voluntarios  

La policía entró en la casa de los Closs minutos después de recibir esta llamada. Tras derribar la puerta solamente encontraron el cuerpo de los adultos pero ningún rastro de Jayme

A partir de entonces, se inició una gran campaña de búsqueda para encontrar a la menor donde llegaron a participar 1.500 voluntarios que han recorrido bosques, campos, y los suburbios de Minneapolis. Finalmente, 3 meses después se cumplió la promesa hecha por el sheriff del condado: «Prometimos llevar a Jayme a casa, y esta noche cumpliremos esa promesa».  

Comentarios