Encuentran muerto en su celda al presunto autor del crimen de Ciudad Naranco

El asesino ha fallecido, supuestamente, por una ingesta de un 'cóctel de medicamentos'
El presunto asesino podría haber muerto a causa de una ingesta indebida de medicamentos | Periodista digital

El acusado de matar en noviembre de 2010 al trabajador de un taller de carpintería ubicado en Ciudad Naranco ha sido hallado muerto esta mañana en la celda del Centro Penitenciario de Asturias, en el que se encontraba como preso preventivo y cumpliendo una condena de 20 años por varios robos con violencia.

Fuentes penitenciarias han señalado que el recluso R.F.F., de 37 años, fue hallado muerto por funcionarios de la cárcel asturiana hacia las ocho de la mañana, durante el recuento matinal de presos, en una celda que no compartía con ningún otro interno, en el módulo 5 del centro penitenciario.

Tras ser comunicados los hechos al juez de guardia y personarse el forense en el penal asturiano, el cuerpo del recluso fue trasladado hasta el Instituto de Medicina Legal de Oviedo, donde le será practicada la autopsia.

Atracos con violencia

R.F.F. cumplía una condena de 20 años de cárcel, tras haber aceptado la pena en el juicio celebrado el 5 de octubre de 2018, por robar a tres mujeres en los portales de sus domicilios en Siero y Noreña y a las que golpeó con un martillo.

El condenado pidió perdón en la vista oral y justificó sus asaltos en su condición de toxicómano, aunque también manifestó que ya no era «la misma persona» que en 2017 atracó violentamente a las mujeres, al estar en proceso de rehabilitación de sus adicciones.

La magistrada-juez, titular del Juzgado de lo Penal 3, Paz González-Tascón, le instó en esa ocasión a aprovechar el tiempo de ingreso en el módulo terapéutico del Centro Penitenciario de Asturias para su rehabilitación.

Medicación de los presos en días festivos

A falta del resultado de la autopsia, fuentes penitencias han señalado que no se descarta que su muerte pueda estar relacionada con la ingesta de un 'cóctel de medicamentos' ya que durante los fines de semana y puentes largos los presos reciben el viernes la medicación para todos los días festivos, salvo en los casos en los que por su situación personal tengan prescrito que se las entregue directamente el ATS.

Este sistema ha sido denunciado en numerosas ocasiones por representantes de los sindicatos Acaip y UGT, que consideran que es preciso esablecer un mayor control en la entrega de la medicación a los internos durante los fines de semana y los puentes.

La muerte de R.F. se ha producido cinco días después de que la Fiscalía anunciase que consideraba los hechos acaecido en Ciudad Naranco, por los que iba a ser juzgado en breve, como un delito de asesinato, junto a otro de robo con violencia y uno de hurto por los que pedía una condena de 30 años de cárcel e indemnizaciones para la viuda e hija de la víctima de 200.000 euros.

Violencia «extrema e innecesaria»

Los hechos ocurrieron entre las 13:42 horas y las 14:15 del día 11 de noviembre de 2010, en la nave de la empresa Brico Cook, en la calle Coronel Bobes de Oviedo, donde trabajaba la víctima, A.S.S., de 64 años.

No obstante, el presunto autor del crimen no fue detenido por la Policía Nacional hasta el año pasado, tras esclarecer un crimen que llevaba ocho años sin resolverse.

Según el relato fiscal, el acusado sabía que, entre las 13:00 y las 15:00 horas, en la empresa sólo había dos trabajadores, que uno de ellos que abandonaba las instalaciones para comer y que esperaba que el otro, la víctima, estuviera durmiendo la siesta tras el almuerzo.

La Fiscalía mantiene que el acusado utilizó una violencia «extrema e innecesaria» frente a la víctima, que al despertarse con su presencia recibió múltiples golpes, que provocaron su fallecimiento.

El acusado aprovechó para registrarle la ropa y cogerle la cartera que llevaba con todas sus tarjetas, así como cien euros y, una vez con el botín, se dio a la fuga, dejando allí el cadáver del trabajador.