ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Encontrada la cabeza de un desaparecido de Torremolinos, Málaga

Antonio Ortega desapareció el pasado 22 de enero en Torremolinos y el 18 de agosto encontraron su cadáver, pero sin cráneo
Antonio Ortega desapareció el 22 de enero en Torremolinos, Málaga | Cedida

 

Este pasado lunes 1 de octubre, la Guardia Civil encontró la cabeza del joven Antonio Ortega, de 32 años, que desapareció en Torremolinos, Málaga, el pasado 22 de enero y del que se encontró su cadáver incompleto el día 18 de agosto.

El hallazgo tuvo lugar en una vaguada de la sierra de Alhaurín de la Torre, donde los agentes de la Guardia Civil encontraron la cabeza del joven desaparecido. El hermano del fallecido, Cristóbal Ortega, explicó que cuando se encontró el cadáver, tras meses de incertidumbre,  «le faltaban cosas, pero lo más visible era que no tenía cabeza».

Apareció el perro, desnutrido, pero no Antonio

El pasado 22 de enero, Antonio salió a pasear alrededor de las 11.00 horas de la mañana y no volvió a dar señales de vida. En su momento, la familia del joven aseguró que padecía una enfermedad mental y que no llevaba encima el tratamiento que necesitaba.

Varios dispositivos de rastreo se montaron para buscarlo y la Policía Nacional peinó a caballo algunos parajes. A pesar de todos sus esfuerzos, no tuvieron éxito y Antonio Ortega seguía desaparecido.

Unos cuantos días más tarde, el 5 de febrero, encontraron el perro que había acompañado a Antonio en un túnel de Churriana. El animal padecía desnutrición y tenía heridas en las patas, no obstante el dueño no apareció por ningún lugar y todos los rumores no llevaban a ninguna pista certera.

Finalmente, parte del cadáver del hombre apareció el pasado 18 de agosto en una vaguada de Alhaurín de la Torre, junto a su ropa. Una vez identificado, la familia esperaba que la policía continuara con la búsqueda de los restos que faltaban, pero ver que no ocurría, lo hicieron por su cuenta.

La familia encontró partes del cuerpo

Parte de la familia rastreó la vaguada el pasado sábado, en un radio de alrededor de 10 metros a la redonda desde donde se había encontrado el cuerpo de Antonio. Su hermano explicó que «Debajo de la cinta que delimitaba el perímetro encontramos el coxis, doce vértebras, la mandíbula inferior y el radio».

A continuación Cristóbal Ortega decidió meter los restos encontrados en una mochila para llevarlos hasta la Comisaría Provincial de la Policía Nacional de Málaga, encargada de investigar este caso.

A raíz de ese hallazgo, la Guardia Civil volvió a rastrear la zona este pasado lunes pues todavía faltaba la cabeza de Antonio que acabó apareciendo fuera del radio donde habían estado buscando.

Las causas del fallecimiento del hombre y las razones de que sus restos se dispersaran aún están estudiándose, pero el hermano de Antonio explicó: «Creemos que sufrió un accidente y murió. Los restos se dispersaron por las corrientes de agua o por la acción de los animales, ya que es una zona donde hay jabalíes».