El emotivo mensaje a Judith, asesinada por un Mosso d’Esquadra en Terrassa

Un centenar de personas se han manifestado en el municipio bajo el lema: «Nos cuidan las amigas, no la policía»

La muerte de Judith de tan solo 29 años ha consternado por completo la localidad catalana de Terrassa. La joven que fue asesinada a manos de su ex pareja, Carlos, ha dejado a todo el mundo sin aliento y ahora la ciudad se ha unido para luchar y evitar que no vuelvan a producirse más casos de violencia de género. Familiares y amigos de Judith han querido despedirse de ella a través de las redes sociales, como es el caso de Desy.

La joven ha escrito en su perfil de Facebook un mensaje realmente conmovedor hacía su amiga Judith: «Princesa, vuelta alto y brilla como siempre lo hacías (…). Que vacío que nos dejas aquí abajo, no te han dejado cumplir tus sueños de ser enfermera de nuestros pequeños, pero creo que allí arriba serás una gran profesional». El emotivo mensaje se cerraba con un lema: «Ni una más».

 

Familiares y amigos, consternados tras la muerte de Judith. | Facebook

 

«Nos cuidan las amigas, no la policía»

Este pasado domingo, 19 de enero, un centenar de personas se han concentrado delante del Ayuntamiento de Terrassa para protestar contra la violencia machista y mostrar rechazo por el último asesinato en la ciudad.

Tras leer un manifiesto donde se exigía al consistorio más «estrategia» por considerar insuficientes los tres días de duelo y el minuto de silencio, los concentrados han encendido antorchas y han caminado en grupo bajo el lema «Nos cuidan las amigas, no la policía», hasta llegar a la comisaria de los Mossos donde han gritado consignas contra los agentes y en defensa de los derechos de las mujeres. En ese instante, algunos Mossos han salido a la puerta de la comisaria.

En el manifiesto, la coordinación de la vaga feminista de Terrassa, convocante de la protesta ha lamentado que los femicidios «son constantes» y han recordado que 238 mujeres pierden la vida a manos de un hombre en el mundo.

Gritos de «si nos tocan a una, nos tocan a todas», «no son muertas, son asesinadas» o «viva, viva, viva, la lucha feminista» se han mezclado con «vergüenza me daría ser policía» o «la policía tortura y asesina», mostrado de esta forma un claro rechazo al crimen cometido, presuntamente, por un Mosso d’Esquadra con su arma reglamentaria.

Cabe señalar que entre los manifestantes se hallaban familiares y amigos de la mujer asesinada que, visiblemente emocionadas, han destacado el carácter abierto y alegre de Judith. La Montse, una de sus profesoras, ha asegurado que están «consternados». «Nunca piensas que te pueda tocar, lo ves que pasa a menudo», ha señalado y ha reconocido estar «alterados».

Una antigua compañera de clase, Laia, ha calificado de «lacra» la violencia contra las mujeres y añadido que «cuando lo ves, no te lo crees y cuando pasa tan cerca, no te lo puedes ni imaginar».