Eleazar, el «niño bueno discapacitado» que falleció tras recibir una paliza en Gijón

Su tío lo describe como «un niño inocente y muy cariñoso que socializaba muy bien con toda la gente»

Eleazar falleció en el hospital tras ser ingresado al haber recibido muchos golpes por parte de la seguridad del estadio de fútbol El Molinón (Gijón). El joven fallecido, con una discapacidad psíquica del 75%, tenía 30 años cuando sucedieron los hechos el pasado 8 de septiembre.

Los hechos

El tío de Eleazar, Diego García, se encontraba en el campo con el joven el día de los hechos. Según ha publicado ‘Antena 3’, su tío lo describe como «un niño inocente y muy cariñoso que socializaba muy bien con toda la gente».

Según ha contado, Eleazar se separó de ellos durante unos momentos, cosa a la que no le dieron importancia. Al pasar un rato empezaron a ponerse nerviosos y avisaron a los vigilantes de seguridad.

Eleazar se desorientó y acabó saliendo del estadio. Tras darse cuenta, intentó entrar en el campo pero la vigilancia se lo impidió, según recogen en sus declaraciones testigos presenciales. «El chaval se puso nervioso, cayó encima de una chica y ahí empezaron los desgraciados acontecimientos», ha declarado Diego al citado medio.

Además, varios testigos contaron al juez que vieron al joven en un lugar apartado recibiendo una paliza. Poco después, Eleazar era trasladado a un centro médico, donde fallecía. La autopsia del joven reveló que había sufrido numerosos golpes y agresiones por todo el cuerpo.

En el caso hay ocho vigilantes de seguridad y dos policías imputados.