INVITACIÓN OFICIAL:

¿Te encantan Mercadona, Zara, Primark o Carrefour? Este es tu grupo. Únete al Grupo OFICIAL de Facebook de compras y moda. ¡PINCHA AQUÍ!

El Ejército australiano sale al rescate de miles de personas atrapadas por los fuegos

La armada del país ha tenido que acudir a la ayuda de los bomberos para hacer frente a los incendios que queman sin control en el sureste de Australia
Imagen de un buque del Ejército australiano
La operación persigue rescatar 4.000 personas que restan varados desde hace días en una playa de Mallacoota | EFE

Lejos de controlar los graves y catastróficos incendios que devoran Australia, la armada del país ha tenido que salir al rescate de los miles de personas que están atrapadas por las llamas. Las autoridades del país han decretado la evacuación forzosa en algunas zonas y han pedido al ejército que ayuda en las tareas, además de combatir contra los incendios.

Barcos y helicópteros han rescatado en las últimas horas a miles de personas atrapadas por los incendios forestales del sureste de Australia, mientras que en otras zonas del país se han formado largas colas en los supermercados y estaciones de servicio.

Más de 50.000 personas están sin luzy miles de residentes no tiene acceso a agua potable. Decenas de miles continúan su huida de las llamas que ya se han llevado la vida de al menos18 personas, mientras que 28 más están totalmente desaparecidas.

 

Evacuación por mar

Las fuerzas armadas han comenzado a evacuar este viernes a habitantes y turistas con buques militares con una capacidad para 800 personas. La operación persigue rescatar 4.000 personas que restan varados desde hace días en una playa de Mallacoota, en el estado de Victoria.

Los incendios en este estado ya han calcinado 304.076 hectáreas. El jefe del estado de Victoria, Daniel Andrews, ha declarado la zona catastrófica, dotando de poderes extraordinarios a los servicios de rescate. Al norte, 113 fuegos siguen aniquilando hectáreas de bosque en Nueva Gales del Sur que ha declarado siete días de estado de emergencia.

«No tomamos las decisiones a la ligera, queremos estar seguros de que tomamos todas las precauciones», aseguraba la premier de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian. Con la declaración de emergencia el estado ha blindado sus capacidades de actuar.

A partir de ahora será una ofensa oponerse a la acción ministerial o a los cuerpos de seguridad. Las autoridades podrán ordenar evacuaciones forzosas, el cierre de centrales energéticas o entrar en las propiedades si existe un riesgo.

 

Condiciones extremas de nuevo

Ante el pronóstico de que las temperaturas lleguen de nuevo a los 40º este sábado, los bomberos han pedido a los turistas y habitantes que salgan antes de que sea demasiado tarde de la costa sur de Nueva Gales.

Imágenes en las redes sociales mostraban largas colas de automóviles en las carreteras de esta zona, aprovechando que se han reabierto varios tramos y a pesar de la poca visibilidad en algunas partes a consecuencia del humo. En el estado de Nueva Gales las llamas ya han calcinado más de 3,6 millones de hectáreas.



Comentarios

envía el comentario