Ana María, la madre que estranguló a su hijo por no perder su custodia

El pequeño de 7 años murió el pasado jueves 10 de octubre en manos de su progenitora
El padre del menor habría denunciado en diversas ocasiones que su madre lo maltrataba | Cedida

 

Una mujer estranguló este pasado jueves 10 de octubre a su hijo, de solo 7 años de edad, en Almería. El motivo de este cruel asesinato podría ser la posible perdida de la custodia del menor, la cual pasaría a manos del exmarido.

Hace algo más de dos años que se acabó la relación entre Ana María Baños Lozano y Sergio Fernández López, fruto de la cual ambos tenían un hijo en común: Sergio. No fue una separación sencilla, tanto por el pequeño como porqué la madre había denunciado en repetidas ocasiones al padre por malos tratos. Por ello, Ana María, de 38 años, tenia la custodia del pequeño y su padre solo podía verlo siguiendo un régimen de visitas.

El hermano de Sergio Fernández, Juan José Fernández, ha explicado la situación que vivía la familia en 'El Español', donde ha destacado que finalmente «todas las denuncias por malos tratos contra mi hermano fueron archivadas», a partir de aquel momento la expareja empezó una pugna legal por la custodia del pequeño Sergio, pero su madre seguía cuidado del niño y lo hacía en el piso que el matrimonio había comprado en la plaza Río Chico, en Huércal de Almería.

Ana María nunca aceptó el divorcio

Juan José ha explicado a este medio que Ana María no aceptó bien el divorcio, ya que adelgazó más de quince kilos y su comportamiento hacía denotar que no había encajado la separación. La obsesión de la madre del pequeño llegó al punto de llamar más de 100 veces a sus exsuegros para decirles que quería volver con su exmarido, una actitud que la familia Fernández denunció.

 

Ana María hubiera matado al pequeño Sergio para evitar cederle la custodia del menor a su padre | Cedida

 

Pero lo más destacado es que la familia Fernández denunció a Ana María al Servicio de Protección al Menor ya que «ella en varias ocasiones había insultado y maltratado al niño: Sergio nos contaba que le pegaba en la cara, en los brazos, a veces no le daba de comer, no lo llevaba al colegio, lo castigaba...», según ha relatado el tío del pequeño, quien ha destacado que en una ocasión, en el año 2018, Ana María intentó asfixiar a su hijo, según el propio menor relató a sus familiares, asegurando que «mi mamá me ha puesto un cojín en la boca y no podía respirar».

Juan José también ha denunciado que informaron a las autoridades pertinentes de los malos tratos que sufría el pequeño y en ningún momento se hizo nada. Incluso, se presentaron pruebas a la Guardia Civil, según el relato del tío de la víctima, ya que Sergio le cogía el teléfono a su madre para enviar mensajes pidiendo auxilio a sus abuelos, con frases como «abuela dile a papá que venga que mi madre me está pegando».

Sergio Fernández quería recuperar la custodia del pequeño

Por lo que hace al motivo del asesinato, parece ser que las denuncias de la familia Fernández podían llevar a Ana María ante los tribunales para, posiblemente, quitarle la custodia del pequeño, por lo que ella habría decidido matarlo antes de que esto pasara. Según familiares y conocidos, Ana María podría padecer ciertos trastornos, pero estos no han sido corroboradas de momento por la policía a cargo de la investigación.