David, el piloto del Ejército arrestado tras las amenazas de 2 policías: «Iban a por mí»

Fue acusado de haber retenido a dos chicas contra su voluntad

David, capitán y piloto de combate del Ejército del Aire, fue detenido supuestamente por haber retenido contra su voluntad a dos chicas que no conocía, por lo que pasó diez horas en el calabozo, pero sin justificación. Los hechos tuvieron lugar el 10 de noviembre de 2018 cuando volvió de una misión militar tras un mes en el Ártico y decidió salir con sus amigos en un club de Madrid.

Dos chicas desconocidas entraron en el local

El local era de su propiedad, aunque estaba alquilado a otros propietarios, y tras las 3.30 horas de la madrugada cerraron, quedando en el interior David y amigos íntimos. Sin embargo, cuando una de las camareras salió, se encontró con dos chicas que le aseguraron que tenían amigos dentro esperándolas, por lo que las dejó entrar sin conocerlas. En este punto el piloto se extrañó y, según ha contado a ‘El Español’, «no las conocía de nada, pero como eran solo dos, el encargado del local dijo que no pasaba nada».

A continuación, mirando por las cámaras de seguridad, se dieron cuenta de que había una patrulla de policías intentando entrar y vigilando la puerta. A pesar de las horas, la música no se escuchaba desde fuera y solo estaban reunidos unos 20 amigos, por lo que los agentes no podían decirles nada. Sin embargo, para evitar problemas uno de los presentes, que no era David, pidió a las dos chicas desconocidas que esperaran un poco para irse y estas accedieron.

Una vez estas se marcharon, fueron interceptadas por los agentes que les comunicaron que «salían de un local sin licencia», ellas le contaron lo que ocurrió y las dejan irse sin identificarlas. Sin embargo, los policías siguieron esperando hasta las seis de la mañana que David quiso irse a casa, entonces, le ordenaron que les abriera el bar y, al negarse porque no podía por estar alquilado, lo amenazaron con detenerlo.

Acusado por detener ilegalmente a las chicas

«¿Por qué me vas a detener? ¿Por qué delito? Yo no os puedo abrir, está cerrado al público y dentro se encuentran amigos de los gestores del bar», explica David. Los agentes, sin comunicarle su delito, procedieron a su detención, lo cachearon y cogieron las llaves para entrar en el bar, donde encontraron al grupo de amigos con actitud tranquila y sin música.

Al preguntar por el encargado, «tenían muy difícil justificar la detención», por lo que, tras identificar a todos los presentes, detuvieron a David por un «delito de detención ilegal de las dos jóvenes contra su voluntad», por lo que estuvo retenido en los calabozos durante diez horas. «Todo era mentira, he llegado a la conclusión de que iban a por mí, solo les interesaba yo, el resto les dio igual».

David ya había tenido diferentes altercados con un Policía Local cuando era propietario del local de copas. «Venía a multar al bar con una insistencia incomprensible», explicó el piloto del Ejército del Aire cuya carrera profesional se vio truncada, este interpuso una querella criminal contra los agentes que ahora están siendo investigados por un delito de detención ilegal, suponiéndoles la expulsión del cuerpo policial.