ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Ana Julia imputada por delitos de lesiones psíquicas a los padres de Gabriel

Mientras la asesina confesa transportaba el cuerpo sin vida de Gabriel, quedaron grabadas unas expresiones que apoyarían el delito de daños psíquicos contra Ángel y Patricia
Ana Julia Quezada, asesina del pequeño Gabriel, imagen de archivo | Antena 3

 

Ana Julia Quezada será juzgada por dos delitos nuevos, después de que le retiraran el delito de detención ilegal. Ahora, al delito de asesinato y contra la integridad moral, se les añaden dos delitos por lesiones psíquicas a Ángel Cruz y Patricia Ramírez, padres del pequeño Gabriel.

Desde ‘El programa de Ana Rosa’ de Telecinco han tenido acceso al auto del juez por el crimen de Gabriel Cruz en el que se detallan exhaustivamente los hechos y el comportamiento de Ana Julia durante el asesinato del pequeño y su búsqueda posterior.

 

12 días de angustia y dolor

La búsqueda de Gabriel duró doce días llenos de angustia y dolor que terminaron cuando se detuvo a Ana Julia en el momento en el que estaba transportando el cuerpo sin vida del menor.

«Siendo la investigada pareja sentimental del padre del menor, aprovechó y trasladó al niño hasta el cortijo propiedad de Ángel Cruz y, haciendo uso de su superioridad física y de edad, procedió a asfixiar al menor con sus propias manos».

A estos hechos, según ha relatado el juez, deben sumarse el engaño que Ana Julia mantuvo con los padres de Gabriel, causándoles más daño: «Contribuyó activamente a hacer creer a los padres que, con seguridad, el niño podría haber sido secuestrado y que pedirían un rescate por su liberación».

Además, el magistrado también ha afirmado que «Ana Julia se exhibió de forma pública y notoria con un comportamiento compungido y afligido, orientado presuntamente a hacer más grave el sufrimiento de los padres del menor».

 

Ana Julia Quezada junto Ángel, padre de Gabriel, durante la búsqueda | EFE

 

Ana Julia les causó «lesiones psíquicas»

Finalmente, el auto termina concluyendo que a raíz de todo el dolor, «los padres del menor han sufrido un estado de conmoción emocional que podría haberles supuesto lesiones psíquicas todavía por determinar».

Por otra parte, Javier Pajarón, periodista de ‘La Voz de Almería’, ha explicado que «se dictó una semana después de la comparecencia de Ana Julia en el juzgado» y, además, mientras ella transportaba el cuerpo de Gabriel, quedaron grabadas unas expresiones que apoyarían el delito de daños psíquicos contra los padres del niño.

Ana Julia Quezada está presa en la cárcel de El Acebuche en Almería y «conoce el auto y está cada vez más resignada. Se ha integrado bien en la vida del centro penitenciario y tiene una relación correcta y colaboradora con los funcionarios, aunque ahora se la ha cambiada de celda porque parece que tuvo problemas de convivencia con otra presa. Ahora está en una celda sola».