Cierran una guardería por el presunto abuso sexual de un empleado sobre 12 bebés en Inglaterra

Fue el propio niño quien explicó lo sucedido a sus padres y éstos denunciaron
'Jack & Jill Childcare' ha cerrado sus puertas | Cedida

Una guardería ha decidido cerrar sus puertas tras haber sido acusado uno de sus empleados por abuso sexual sobre uno de los menores usuarios del centro educativo. Fue el propio niño quien explicó lo sucedido a sus padres y éstos denunciaron.

Tras llevar a cabo la visualización de las cámaras de seguridad de la guardería, los investigadores creen que pueden haber sido abusados hasta un total de doce bebés de dos años. Hasta el momento del cierre, la guardería se encargaba de 52 bebés y niños de entre dos y cinco años.

Ha sucedido en una guardería de Inglaterra, de la localidad de Tourquay. La guardería, de nombre ‘Jack & Jill Childcare’ ha cesado de su actividad comercial.

Han avisado a todos los padres

Así pues, según ha publicado ‘El Caso’, la guardería se ha puesto en contacto con los 100 padres que tenían a sus hijos en su centro. Los padres han sido informados del caso y de las investigaciones que se están llevando a cabo por parte de las autoridades.

Los agentes ya han manifestado la intención de entrevistar a todos los menores del centro y el centro infantil ya se ha puesto a total disponibilidad de los agentes.

Nancy Meehan, subdirectora de la guardería, ha manifestado que: «Se toman muy en serio la protección de los niños. Trabajan intensamente con diversos socios, incluida la policía, en relación a este asunto».

Comentarios