¿TE ENCANTA SÁLVAME?

Únete al nuevo grupo de Facebook para comentar, cotillear y disfrutar con Sálvame. PINCHA AQUÍ, ¡te encantará!

Todas las claves del caso Julen, el niño que cayó en un pozo en Totalán

Qué pasó, cómo fue el rescate, el juicio mediático, la vida de sus padres después de la tragedia.
Imagen de máquinas excavadoras trabajando sobre un terreno de tierra dura
Técnicos y expertos trabajaron durante 13 días en el rescate del niño Julen | Agencias

En enero de 2019 la sociedad española siguió durante 13 angustiosos días el rescate del niño Julen en un caso que quedan en la memoria colectiva como una tragedia mediática. El pequeño, de 2 años, cayó por accidente en un pozo de 100 metros de profundidad en Totalán, Málaga, y fue encontrado sin vida tras varios días de rescate televisado las 24 horas del día.

¿Qué pasó el 13 de enero de 2019 en Totalán? ¿Cómo cayó Julen al pozo? ¿Cómo fueron las labores de rescate? ¿Qué se decidió en el juicio por el caso Julen? ¿Cómo están sus padres, José y Vicky, un año después? Todas las claves del caso Julen, al descubierto. 

Caso Julen: Qué pasó

El 13 de enero de 2019 a las 13.57 de la tarde, el centro de emergencias de Málaga recibió una llamada alertando de que un niño de corta edad había caído por un agujero de 25 centímetros de diámetro. Entonces se puso en marcha un dispositivo sin precedentes en lo que fue conocido como el caso Julen, una de las mayores operaciones de rescate en España.

La noticia saltó rápidamente y se convirtió en un caso mediático. Se trataba de Julen Rosselló García, un niño que diez años que estaba disfrutando de una jornada familiar cuando cayó por un pozo en una finca privada en Totalán. Unos senderistas escucharon gritos y avisaron a emergencias, que puso en marcha una gran operación de rescate.

Durante 13 días los padres, familiares y amigos de Julen, y todo el pueblo de Totalán, montaron guardia junto al agujero de 100 metros de profundidad esperando que los equipos de rescate devolvieran el niño a la superfícies con vida. La tarea, sin embargo, fue mayúscula: la dificultad estaba en llegar hasta donde estaba el niño sin provocar hundimiento de tierra.

Varias máquinas pesadas removieron terreno para empezar a excavar, con una perforadora de 75 kilos, un túnel paralelo hasta llegar con un geolocalizador a la altura donde estaba Julen. Entonces, la Brigada de Salvamento Minero de Asturias cavó un túnel horizontal para llegar hasta el cuerpo del pequeño y completar el rescate.

El 26 de enero a la 1.25 de la madrugada los mineros asturianos llegan hasta el cuerpo del niño Julen, que se encuentra fallecido bajo dos capas de tierra. Se activa la comisión judicial. 

¿Cómo fue el rescate de Julen?

Tras dar la voz de alarma, se pone en marcha una de las mayores operaciones de rescate vividas en España que se conviritió en una angustiosa odisea por las complicaciones que iban saliendo, y acabó siendo una de las obras de ingeniería más complejas.

Evaluación de la situación

Los primeros expertos que llegan al lugar hacen descender una cámara hasta los 73 metros, donde descubren la bolsa de chucherías y el vaso de Julen sobre un tapón de tierra dura. Se cree que Julen está debajo del tapón, y tras evaluar la situación, deciden excavar un túnel paralelo y otro horizontal para llegar hasta el cuerpo del niño.

Primeras dificultades

Tres días después del accidente, los padres de Julen comparecen arropados por el padre de Mari Luz Cortés y se muestran confiados de encontrar al niño con vida. Mientras, los equipos de rescate suspenden la excavación del túnel horizontal por la dureza del terreno e inician dos túneles verticales para acceder al cuerpo del niño por pequeñas galerías.

Por primera vez, los técnicos afirman que el rescate será cuestión de días, no de horas.

Excavación del túnel vertical

Tras los trabajos de desmonte se empieza a cavar el túnel vertical, aunque aparece otro obstáculo que obliga a los técnicos a ir más lentos: un macizo de pizarra. El túnel avanza a un ritmo de tres metros por hora, mientras se desplazan hacia el lugar el equipo de élite de los mineros asturianos y se calza una cápsula metálica de dos metros.

Nuevas dificultades con el encamisado

El lunes 21 de enero empiezan los trabajos de encamisado de la estructura por la que bajarán los mineros, y se anuncia que hasta el miércoles no se podrá rescatar al niño. Sin embargo, la estructura metálica queda atascada y los trabajos sufren un nuevo retraso. Los mineros pueden empezar los trabajos el jueves día 24.

Excavación de la galería

Los mineros bajan de dos para abrir una galería hasta el lugar donde se halla el cuerpo. En un duro trabajo de golpeo de roca dura se van abriendo paso poco a poco, y cuando se encuentran con partes inaccesible recurren a microvoladuras. Tras varias horas, consiguen llegar hasta donde se encuentra Julen. Según la autopsia, murió en acto al caer por el pozo. 

El mediático juicio del caso Julen

Con el arranque de la investigación judicial todos los focos se centraron en David Serrano, amigo de la familia y propietario de la finca en la que sucedió todo. La clave del juicio por el caso Julen estaba en determinar si fue un accidente u homicidio imprudente.

El juzgado de instrucción número 9 de Málaga abrió diligencias para conocer cómo caído Julen en el pozo y si el agujero era legal. Tras el interrogatorio a los padres, el propietario del terreno y la persona que había abierto el pozo, la Fiscalía pidió 3 años de cárcel para David Serrano por homicidio imprudente al no haber avisado de la existencia del agujero.

Además, el pozo no tenía licencia ni seguro, y se desconocía si estaba cubierto o no. Justo antes de la fecha señalada para el inicio del juicio por el caso Julen, el 21 de enero de 2020, los padres llegaron a un acuerdo con el propietario, que aceptó un año de cárcel y pagar una indemnización. 

David Serrano declaró esos días que ha vivido el peor año de su vida y que está pasando por un infierno psicológico. También cuenta cómo cayó Julen al pozo, como el niño se extravió en un momento dado y corrió hacia el pozo ante los gritos de su padre. Una tragedia.

Un año sin Julen: la vida después de la tragedia

Desde el principio del caso Julen, los grandes protagonistas mediáticos fueron sus padres, José y Vicky, una humilde pareja del barrio sevillano de El Palo que ya había perdido otro hijo en una trágico accidente.

Durante los 13 días de búsqueda aparecieron todos los días en los medios, las 24 horas del día, y como suele suceder en estos casos, desaparecieron tras el fatal desenlace. Sin embargo, la vida de los padres de Julen tras la tragedia ha continuado y tras el periplo judicial se encuentran ilusionados y con ganas de pasar página.

No ha sido un año fácil, sobre todo porque el pasado mes de enero perdieron el hijo que estaban esperando. A pesar del duro revés, los padres de Julen se han casado y viven con la esperanza de tener otro hijo. Vicky, la madre de Julen, luce la pulsera que llevaba su hijo al caer en el pozo.



Comentarios

envía el comentario