Un bebé del Reino Unido, a punto de morir por un herpes

La madre alerta de los riesgos de poner en contacto adultos con herpes con bebés
Imagen de archivo de un recién nacido | Pexels

Ellis Edwards, un bebé de un año nacido en Gales, ha estado a punto de morir por un herpes en el Reino Unido. Charlotte, la madre del pequeño, lo trasladó al hospital tras ver que padecía los síntomas habituales de un resfriado, aunque éstos no paraban de aumentar. Sin embargo, el equipo médico no supo ofrecerle un diagnóstico claro y pensaron que se trataba de un caso de amigdalitis o dolor de úlceras.

 

No fue hasta días más tarde que los médicos le dijeron a Charlotte que su pequeño sufría herpes. Aunque esta enfermedad no es peligrosa para una persona adulto, en los recién nacidos puede resultar mortal por las consecuencias de la infección. Los padres dedujeron que el bebé había contraído la infección con un beso que un adulto le había dado días antes.

Infección del pequeño Ellis Edwards | The Sun

Las consecuencias eran evidentes a simple vista: el labio del pequeño se había hinchado y llenado de pupas, mientras que experimentaba fiebres que superaban los 40 grados. Por otra parte, el pequeño había dejado de comer durante dos semanas, por lo que su estado de salud era realmente delicado. No obstante, Ellis Edwards se recuperó favorablemente y su estado mejoró en pocos días.

 

La familia de Ellis ha querido poner en alerta a la población sobre los riesgos de poner en contacto a un adulto que sufre herpes con un bebé. La madre señala la importancia de eliminar ésta costumbre para prevenir sustos como el que le he tocado vivir.

Comentarios