Muere un bebé por un herpes que le transmitieron con un beso

La pequeña Kiara, de tan solo 14 días, perdió la vida en la ciudad inglesa de Yorkshire
La pequeña Kiara en brazos de su madre | PA Real Life

 

 Kelly Ineson y Thomas Cummins son una pareja británica que recibieron el pasado verano la peor de las noticias para unos padres: la muerte de su hija a los pocos días nacer. La pequeña Kiara, que había venido al mundo el 30 de julio, perdió la vida el 13 agosto por culpa de un herpes que alguien le habría transmitido con un beso, según recogía el diario inglés 'Daily Mail'.

Pese que ellos mismos afirmaban que habían sido «siempre muy cuidadosos», no pudieron evitar la muerte de su pequeña. La madre explicaba como «nunca, ni en mis peores pesadillas, imaginé que un beso podía matar a mi bebé, y no quiero que ningunos otros padres pasen por ello».

Los padres tuvieron que escoger si desconectaban a la niña o no

El matrimonio inglés acudió a un hospital de su ciudad, Yorkshire, a los diez días del nacimiento de Kiara preocupados por una notable y rápida perdida de peso de su hija. Los doctores de este primer centro no detectaron la infección y decidieron trasladarla a uno más especializado.

Esto no evitó que la salud de Kiara empeorará y que desarrollara una sepsis que finalmente le produjo un fallo hepático. Sus niveles de oxígeno caían y necesitó diálisis, obligando a los médicos a inducirla al coma.

Finalmente, al cuarto día de ingreso los doctores transmitieron a los padres la triste noticia: podían desconectarla ya o simplemente esperar unos días a su muerte. Kelly Ineson encajó muy mal: «No podía escuchar nada más, me rompí y corrí por el pasillo gritando».

El virus es muy peligroso para los bebés por su falta de defensas

La enfermedad que acabó con la vida de Kiara es un herpes neonatal, una variante del virus simple del herpes que afecta a los más pequeños. Este virus, que en los adultos solo suele causar alguna afección cutánea, puede resultar fatal para los bebés debido a que su sistema inmunitario aún no está totalmente desarrollado.

Los padres de la niña hacían un llamamiento a otros progenitores a que se informen y tomen precauciones. Kelly Ineson como «antes creía, como mucha gente, que el herpes era una enfermedad de transmisión sexual».

Recomiendan a otros padres que no tenga dudas en buscar porqué «hay suficiente información sobre el herpes ahí fuera». Pese a todo, creen que los profesionales médicos tendrían que tener más consciencia de los peligros y de los daños que causa esta enfermedad.