ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Descubiertos los restos de un bebé en casa de su madre recién fallecida

Nadie sabía nada de la existencia de dicho bebé
Coche policía en Estados Unidos. | Wikipedia

 

Tres hermanos se encontraban limpiando la casa de su difunta madre, cuando se encontraron, sin previo aviso, con el cuerpo momificado de un bebé que ha resultado ser hijo de los padres de los tres hermanos, es decir, un cuarto hermano del que nadie sabía nada.

 

Su madre nunca dijo nada a nadie

El diario americano ‘The Independent’, ha relatado el suceso que han vivido los tres hermanos. Mientras limpiaban la casa, uno de ellos encontró una caja en el interior de un armario, bajo la escalera de la casa. La caja medía apenas 45 centímetros, y en su interior se encontraban los restos momificados de un bebé envueltos en una tela.

De inmediato, los hermanos avisaron a la policía para que se hiciera cargo de los restos y poder determinar quién era.

 

El cuerpo estaba momificado 

Un análisis de ADN ha determinado que los restos pertenecen a un hijo de Carol y Melvin Thompson, los padres de los tres hermanos. Se ha determinado que la tela que envolvía al bebé data de la década de finales de los ‘50 o inicios de los ‘60.

En la caja se han encontrado cartas fechadas en 1968, en cuyo año el matrimonio Thompson contrajo matrimonio y anterior al nacimiento de los tres hermanos.

Por el momento no se ha descubierto si el niño murió antes de nacer o lo hizo después, pero lo que sí ha determinado la autopsia es que el bebé no tenía ningún hueso roto, con lo que se difuminan posibles malos tratos o accidente doméstico.

El forense que lleva el caso, John Broadbridge, declaró al diario que «en mis 25 años de experiencia profesional, este es el caso más inquietante con el que me he cruzado (…) es muy trágico y terriblemente triste que una madre haya tenido que mantener un secreto como ese».

Según un medio local, ‘The Northern Echo’, el matrimonio Thompson se separó en el año 1996, aunque convivieron en la misma casa hasta el año 2003. Al año siguiente, 2004, la esposa se mudó a una casa de la calle Dexta Way, en la que los tres hijos del matrimonio han encontrado los restos del bebé momificado y en la que la mujer de Thompson vivió hasta su muerte, enero de 2018.

Según fuentes policiales, el marido, Melvin Thompson no sabría nada del embarazo ni del nacimiento de dicho bebé.