Muere asesinado a los 72 años un misionero salesiano, natural de Córdoba, en África

Susana Díaz y Pedro Sánchez han condenado este «cobarde atentado» y han mostrado sus condolencias a la familia
Antonio César Fernández Fernández, misionero de los salesianos asesinado en Burkina Faso | Salesianos

 

El misionero salesiano Antonio César Fernández Fernández, natural de la localidad de Pozoblanco, Córdoba, ha sido asesinado a los 72 años de edad este pasado viernes 15 de febrero tras recibir tres disparos a unos 40 kilómetros de la frontera sur de Burkina Faso, país del África Occidental.

Falleció tras recibir tres disparos

Según informan en un comunicado los Salesianos María Auxiliadora el suceso tuvo lugar sobre las 15.00 horas del pasado viernes cuando el salesiano regresaba a su comunidad en Uagadugú junto a otros dos religiosos que pudieron sobrevivir al asalto, tras celebrar en Lomé (Togo) la primera sesión del Capítulo Inspectorial de la Inspectoría Salesiana de África Occidental Francófona (AFO).

En este marco, según las citadas fuentes, el religioso recibió tres disparos durante un «ataque yihadista» por lo que falleció finalmente, confirman «con profundo dolor» desde la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora. Este ataque se enmarca dentro de la «ola de violencia» que asola Burkina Faso desde 2015, en un contexto que ha vivido un «recrudecimiento de la amenaza terrorista» en las últimas semanas tras la celebración de la V Conferencia de jefes de Estado del G5 del Sahel, en la que este país asumió la presidencia rotatoria.

Susana Díaz condena el asesinato

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha condenado el «cobarde atentado» que ha costado la vida al misionero salesiano Antonio César Fernández, asesinado a los 72 años de edad tras recibir tres disparos: «Reconocemos en él la entrega de tod@s quienes dedican su tiempo a ayudar a los que más lo necesitan».

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también ha mostrado sus condolencias a la familia y compañeros del misionero salesiano Antonio César Fernández, quien había cumplido los 55 años de salesiano y los 46 de sacerdote: «Mi absoluta repulsa a este atentado y mi reconocimiento a cooperantes y voluntarios que arriesgan su vida trabajando en zonas de conflicto».