El asesino de Gijón, delatado por una simple cerveza

Una de las primeras líneas de investigación que se han seguido ha sido la del posible móvil sentimental por parte de la ex pareja de Lorena

El servicio funerario saca el cuerpo de Lorena del edificio en el que fue asesinada por su ex pareja en Gijón
La víctima recibió veinte puñaladas por parte de su ex pareja | España Diario

Este pasado lunes conocíamos la noticia del asesinato de Lorena Dacuña a manos de su ex pareja en el barrio gijonés de La Calzada. El cuerpo de Lorena fue encontrado a las 14.30 horas, tras dar el aviso de su ausencia la empresa de limpieza en la que trabajaba. Su ex pareja fue detenida el miércoles, al entrar en la habitación que tiene alquilada y en la que había pasado encerrado desde el lunes, sin utilizar tarjetas de crédito ni el teléfono móvil, según ‘La Información’.

Una de las primeras líneas de investigación que se han seguido ha sido la del posible móvil sentimental por parte de la ex pareja de Lorena. Uno de los indicios es que la víctima recibió veinte puñaladas, cosa que deja entrever un ensañamiento propio de los crímenes pasionales. Otra de las claves que hizo pensar en José Manuel S.M., el detenido y presunto autor del asesinato, fue que no se supo nada de él en las horas posteriores al hallazgo del cuerpo de Lorena.

Salió a tomarse una cerveza

Así, tras dos días sin salir de su habitación alquilada en la calle San Luís de Gijón, decidió salir a tomarse una cerveza a un bar cercano. Según ‘La Información’, José Manuel pasó cerca de 20 minutos en el bar, tras lo cual pagó su consumición —una cerveza— y salió del bar en dirección a su habitación. El citado medio añade que la camarera del bar, la cual lleva tras la barra unos cuarenta años, que José Manuel «estaba algo nervioso, pero no me comentó nada».

Así, al regresar a su domicilio, en la entrada de su casa, le esperaban los agentes que procedieron a detenerle por ser sospechoso del crimen que había acabado con la vida de su ex pareja Lorena.

Los investigadores descubrieron, poco antes de la detención, que José Manuel no había recibido ninguna demanda por violencia de género ni por agresiones por parte de la víctima. Lo que sí descubrieron es que algunas ex parejas de José Manuel sí lo habían denunciado anteriormente por estos motivos. El hermano de la víctima ha dicho que piensa que uno de los elementos que originó este suceso fue el hecho de que su hermana se alejase de José Manuel, hasta el punto de bloquearle en las redes sociales.

Con Lorena, desde el año 2003, ya son 1.041 mujeres asesinadas por delitos de violencia de género a manos de sus parejas o ex parejas.


Comentarios

envía el comentario