La partida de cartas mortal: Hagatha mata a puñaladas a su hermano en Murcia

Los hechos ocurrieron el pasado 14 de julio de 2018, en Águilas

Cartas
Todo empezó por una partida de cartas | España Diario

Hagatha acabó con la vida de su hermano tras apuñalarle en el pecho el pasado 14 de julio de 2018. Instantes antes, Wellington, su hermano, le había propinado una brutal paliza por haber hecho trampas jugando a las cartas. Hagatha lleva en prisión desde 2018 por un delito de homicidio sobre su hermano.

Los hechos ocurrieron en una casa rural de Murcia. La familia de los jóvenes había alquilado aquella casa de campo para pasar un  fin de semana divertido y de ocio. Desgraciadamente se convirtió en el inicio de la peor pesadilla para Marly, la madre de ambos.

Marly, de origen brasileño, se trasladó a España hace 13 años y medio, cuando huyó de un hombre que la maltrataba en Brasil. Allí dejó a sus dos hijos pequeños: Wellington de 12 años y Hagatha de 4.

Tras llegar a España, inició una relación con un hombre de Alcantarilla. Ella se dedicaba a limpiar casas y el hombre trabajaba en una empresa cárnica de la zona. La buena marcha de la relación animó a Marly a traer a su hija con ella, pero su falta de fortuna no había acabado.

Tras vivir con la menor, la relación de Marly y el hombre de Alcantarilla empezó a truncarse. Marly ha afirmado a ‘El Español’ que: «Nos instalamos en una casa de la pedanía murciana de Sangonera la Seca y cuando llegaban los fines de semana, mi pareja consumía alcohol y cocaína y perdía la cabeza: me insultaba y me pegaba hasta llenarme toda la cara de moratones».

Así, tras cinco años aguantando los malos tratos y vejaciones de su pareja, decidieron mudarse a una vivienda de Molina de Segura. Poco después, Marly consigue traer a Wellington tras trabajar mucho para conseguir el dinero suficiente.

«Mis hijos se llevaban muy bien, nunca discutían, siempre estaban jugando y gastándose bromas: a veces solían decir que habían nacido con los cuerpos cambiados porque los dos eran homosexuales», comenta Marly.

Los hechos

«El viernes 13 de julio de 2018, Hagatha se fue a la casa de Águilas junto a su novia, María Dolores, su hija, su suegra, su cuñado, un amigo de su familia política y mi hijo», comienza diciendo la madre de los jóvenes.

«Llegué acompañada de un amigo y nada más verme mis hijos me cogieron y me tiraron a la piscina. Nos comimos una paella y después de recoger la mesa, sobre las cuatro y media de la tarde, se pusieron a jugar una partida de cartas», relata.

«Mi hijo se dio cuenta de que mi hija estaba haciendo trampas con las fichas y empezaron a discutir. Wellington comenzó a pegar a Hagatha y yo me metí en medio para separarlos, pero no podía porque me cogían y me tiraban al suelo», continúa explicando.

Según ha publicado el citado medio, el joven se encontraba muy borracho cuando ocurrió el suceso. Además, su envergadura era tal que no pudieron contenerle, lo que le provocó daños a Hagatha, su hermana, quedando momentáneamente inconsciente.

Al recobrar la conciencia, Hagatha cogió un cuchillo y se dirigió a la habitación en la que Wellington se encontraba haciendo su maleta, pues había decidido abandonar la casa de fin de semana.

Ella le clavó el cuchillo en el pecho y al llegar la madre se encontró a Wellington herido de gravedad, sangrando abundantemente y agarrando a su hermana. «Mi hijo no dejaba de decirme: ‘Mamá no puedo respirar’. Cuando lo metieron en la ambulancia sabía que no lo volvería a ver», ha declarado Marly a ‘El Español’.

Hagatha

Ahora, Marly lucha para ver a su hija fuera de la cárcel antes de que se celebre la vista oral, en la que se la juzgará por un delito de homicidio.

El abogado de Hagatha alega que no lo hizo en plena facultad de condiciones, pues ha pasado por diversas depresiones, las cuales en alguna ocasión la han empujado a intentos de suicidio.

«Me duele mucho ver así a mi hija porque cada vez que voy a verla a prisión me dice que daría su vida para que Wellington siguiese vivo», finaliza Marly.


Comentarios

envía el comentario