«Tumores como pelotas de tenis»: La terrible enfermedad de Ángel, un joven español

«Las operaciones tienen un riesgo muy alto y no garantizan expectativas de vida. Este fármaco es nuestra única esperanza por ahora», ha manifestado su padre

Imagen de un laboratorio del Hospital Clínic de Barcelona
Ángel se ha convertido en un ejemplo de superación para todos | España Diario

Ángel, un joven de veintiséis años, padece neurofibromatosis de tipo 2, una enfermedad considerada rara y que la padece una de cada sesenta mil personas aproximadamente. Esta enfermedad se caracteriza por la generación de tumores benignos, lo que no implica que no sea de extremo peligro ya que dichos tumores pueden llegar a afectar a órganos internos. Según han declarado los familiares del joven a ‘Diario Sur’, los tumores de Ángel eran «como pelotas de tenis».

Los primeros problemas para Ángel comenzaron hace siete años. Empezó a notar que había perdido parcialmente la capacidad auditiva respecto a sus compañeros. Así, tras detectar la enfermedad y realizar la primera operación, el joven perdió la audición y experimentó una parálisis facial parcial.

Un ejemplo

No obstante, Ángel se ha convertido en un ejemplo, pues a pesar de todos los baches que se le han presentado ante sí, nunca ha dejado de luchar y ha llegado a aprobar la selectividad y a matricularse en Historia, de la que solo le falta entregar el trabajo final para finalizarla.

«Ha sido todo muy rápido. Es un luchador nato, ha superado todas las barreras que la enfermedad le ha puesto. Se ha sacado la carrera, sólo le queda el proyecto final», comenta uno de sus familiares. Desde el pasado 13 de enero se encuentra ingresado en el Hospital regional de Málaga, pues ha sufrido serios episodios de ceguera momentánea y le cuesta hasta permanecer en equilibrio.

«A veces me echo a llorar cuando no me ve. Sabe que si viene una operación o aprieta otro episodio de la enfermedad, tiene que estar fuerte. Lo admiro», ha manifestado su padre al citado medio.

Una de las actitudes que caracteriza a Ángel es su inconformismo. No se resigna a padecer y sufrir su enfermedad así que decidió investigar por su cuenta para entender mejor qué le pasaba y que posibles caminos habían para superar a la neurofibromatosis.

Ángel descubrió a otras personas que padecen la enfermedad y también descubrió que el mejor centro de España en este tipo de enfermedad es el Campus Can Ruti, en Barcelona. Allí prueban un tratamiento con Bevacizumab, medicamento que ha tenido un resultado positivo contra otros tipos de cánceres, como el de mama o el de colon publican en ‘Diario Sur’.

El problema es que ese tratamiento no es específico para la enfermedad que padece Ángel y existen reticencias a aplicar un tratamiento sobre una persona que no se conoce exactamente el resultado que puede ofrecer el fármaco. El padre de Ángel ha dicho, en referencia al tratamiento de Barcelona, que: «Están valorando la posibilidad de que pueda acceder al medicamento que solicita». Dicho medicamento todavía no se ha prescrito «por no tratarse de un fármaco indicado para su patología, al estar en investigación».

Destaca que: «En el centro Virgen de las Nieves de Granada se lo están administrando a una amiga de Ángel con la misma enfermedad». Además, añade el peligro que suponen las intervenciones quirúrgicas para el joven: «Las operaciones tienen un riesgo muy alto y no garantizan expectativas de vida. Este fármaco es nuestra única esperanza por ahora».

«En cada paso que ha dado, Ángel nos ha demostrado que tenemos que luchar para salir adelante», comenta su padre, lleno de orgullo por la lección vital que enseña Ángel cada día con su actitud y con el ejemplo que demuestra en esta situación.


Comentarios

envía el comentario