INVITACIÓN OFICIAL:

¿Te encantan Mercadona, Zara, Primark o Carrefour? Este es tu grupo. Únete al Grupo OFICIAL de Facebook de compras y moda. ¡PINCHA AQUÍ!

Alejandro, el niño de 9 años a quien salvaron la vida tres profesores en Madrid

El pequeño sufrió una parada cardiaca que lo dejó tendido en el suelo sin pulso
Imagen del exterior del colegio Decroy de Madrid
Alejandro sufrió una parada cardiaca que lo dejó en el suelo mientras jugaba al baloncesto en el colegio | España Diario

Alejandro, un niño de 9 años, se encontraba jugando al baloncesto en su colegio, el Decroy de Madrid, cuando cayó al suelo, con los ojos en blanco, sufriendo un repentino paro cardíaco. En este caso la reacción de su entrenador Charly y dos profesores más fueron clave para salvarle la vida.

La madre del pequeño explica en una entrevista a ’Tu Otro Diario’ que la llamaron del colegio y le pidieron que acudiera inmediatamente. Por teléfono no le querían decir que había pasado o a cuál de sus tres hijos afectaba. Una vez allí una psicóloga del Samur le explico que su hijo había sido trasladado al hospital tras sufrir una parada cardíaca, pero que se encontraba bien gracias a la actuación de tres de sus profesores: Charly, Sergio y Carlos.

El pequeño Alejandro se encontraba jugando al baloncesto y cayó desplomado, su entrenador Charly corrió a socorrerlo y comprobó que no tenía pulso, por lo que empezó a aplicarle la maniobra de reanimación. Seguidamente llegaron dos entrenadores más, Sergio y Carlos, y entre los tres se turnaron para realizar la maniobra de reanimación y el uso del desfibrilador. La madre del pequeño asegura que «les debe la vida» por haber salvado a su hijo, ya que su rápida reacción le salvó la vida al pequeño.

Sufre una hipertrofia del ventrículo izquierdo

Solo tres minutos más tarde de la llamada de los profesores al Samur, llegó una ambulancia que se llevó a Alejandro a la UVI del Gregorio Marañón, allí fue inducido al coma para averiguar la dolencia que sufría. Diez minutos después llegaron los padres y en ese tiempo el cardiólogo ya sabía que había pasado: Alejando padecía una hipertrofia del ventrículo izquierdo, que se soluciona con el consumo de un medicamento y la implantación de un desfibrilador automático que el pequeño ya lleva en el pecho.

Pasadas 48 horas clave para asegurar el bienestar de Alejandro, la familia pudo comprobar que se encontraba en buen estado de salud y que no había sufrido ningún daño cerebral común en estos casos, por lo que todo se quedó como un gran susto con mucha suerte, ya que sin la ayuda de sus entrenadores, Alejandro podría haber sufrido daños irreparables.

Por todo ello, la madre del menor reclama el uso de desfibriladores en todos los centros educativos, así como la formación en primeros auxilios de manera generalizada y la proporción de los medios adecuados a los profesores para que puedan actuar en casos como estos.

 



Comentarios
CarlosPagolaV
Doble alegría y felicidades al Colegio DECROLY: se ha salvado una vida joven gracias a una intervención rápida por los profesores. La doble alegría es por que, ademas, soy antiguo alumno del Decroly y cardiólogo.

envía el comentario