Acusan de abandono a los padres adoptivos de una niña de 6 años que supuestamente tenia 22

Según los padres los intentó asesinar en diversas ocasiones y mintió sobre su edad
Natalia Grace fue adoptada con supuestamente seis años, pero sus padres descubrieron que tenia 22 | Kristine Barnett

 

Una familia estadounidense ha vivido un episodio como el de las películas de miedo, y además han sido acusados de abandonar a su hija adoptada, una niña de supuestamente seis años que resultó tener 22 e intentó asesinarlos, según declaran los padres. El matrimonio formado por Kristine Barnett, de 45 años, y Michel Barnett, de 43 años, adoptó hace tiempo a una niña de 6 años en un orfanato de Florida. Ahora se enfrentan a un proceso judicial por abandonarla hace diez años, todo y que la pareja denuncia que la niña resultó ser una joven de 22 años con enanismo que, según el 'Daily News', intentó asesinarlos.

 

Natalia aterrorizó a la familia durante años

La policía acusó a los padres adoptivos de la joven, Natalia Grace, de encerrarla, a pesar de saber que sufría una enfermedad que le impedía desplazarse de manera autónoma. En cambio, los padres han denunciado que la niña mintió y no tenia seis sino 22 años. Kristine Barnett ha asegurado que Natalia aterrorizó durante años a la familia, llegando a echar lejía en su café e internar apuñalarlos mientras dormían. Una historia que recuerda a la relatada en la película 'La Huérfana', tal como afirma la misma Kritine Barnett: «Hablaba de asesinarnos y hacía dibujos diciendo que quería matar a miembros de la familia, enrollarnos en una manta y enterrarnos en el jardín».

Los padres aseguraban que solo llegar a la casa empezaron a ver que la pequeña tenia un comportamiento poco adecuado pasa su edad: el vocabulario que empleaba parecía el de una persona mayor e incluso tenia la menstruación. Por todo ello, decidieron llevarla a un médico, que confirmó que Natalia tenia más de 18 años, según sus registros dentales y su desarrollo sexual. Finalmente, un tribunal de Indiana dictaminó que la joven había nacido en 1989. Aunque, de manera contradictoria, hay hubo otro estudio que afirmó que la niña tenia ocho años cuando fue adoptada.

 

Los padres, desesperados, se fueron a Canadá

La denuncia de abandono se formuló porque la familia, que alega que su vida se volvió un infierno, que la joven intentaba matarlos y los amenazaba constantemente,  decidió irse con sus hijos biológicos a vivir a Canadá, todo y que pagaron a Natalia un año de alquiler de un apartamento, un seguro médico y cupones de comida. Pero con los meses dejaron de hacerlo y la joven fue desahuciada, momento en que la supuesta menor acudió a la justicia y denuncio que la habían abandonado con nueve años.

Además sorprende que en sus declaraciones los padres adoptivos de la joven, ahora separados, dieron versiones muy distintas de los hechos. Kristine Barnett contó que Natalia había intentado matarlos en diversas ocasiones, la había empujado contra una valla electrificada, y en ocasiones estaba delante de su cama a media noche. En cambio, Michael Barnett contó a la policía que cambiaron la edad de su hija en los documentos oficiales de 11 a 22 años y que su esposa aconsejó a Natalia decir que esa era su edad si le preguntaban.