Mueren 49 personas tras dos tiroteos en dos mezquitas de Nueva Zelanda

Hay cuatro detenidos, uno de ellos retransmitió el ataque en directo por Internet
La Policía de Nueva Zelanda ha detenido a cuatro personas | EFE

 

Aumentan a 49 los muertos en dos tiroteos que se han producido este viernes en el interior de dos mezquitas de la localidad de Christchurch, diez de ellos en la Lindwood y otros 30 en la de Al Noor, en la isla sur de Nueva Zelanda. Cuatro personas han sido detenidas por los hechos, según fuentes policiales. 

Ha sido la propia primera ministra del país oceánico, Jacinta Ardern, quién ha confirmado la noticia del ataque que también ha causado 20 heridos críticos. 

Uno de los tiroteos ha sido transmitido en directo por Internet

El jefe de policía, Mike Bush, explicaba que los cuatro detenidos son tres hombres y una mujer.  Uno de ellos sería de nacionalidad australiana, según ha confirmado el primer ministro de ese país Scott Morrison. Se trataría de Brenton Tarrant, de 28 años.

En estos momentos, explicaba Jacinta Ardern, «la Policía está interrogando a los detenidos, de los cuales ninguno estaba fichado por las autoridades». Todo apunta a que habría sido uno de ellos el autor material de los disparos y que los otros tres le habrían ayudado logísticamente y a atrancar las puertas de los centros religiosos islámicos. Varios testigos explicaban que podría haber dentro entre 300 y 500 personas. 

El que parece ser el único asaltante retransmitió en directo a través de las redes sociales uno de los tiroteos. En las imágenes se le puede ver con ropa militar dentro de una de las mezquitas disparando a bocajarro a varias personas con un arma automática y recargándola dos veces. 

Lo tenían planeado desde hace dos años 

En las redes sociales también circula un manifiesto de los asaltantes que incluiría calificativos peyorativos contra los musulmanes. «Es claramente un supremacista blanco el que ha planeado esto durante dos años», dijo un analista en seguridad a la emisora Radio New Zeland.

Hay 20 heridos en estado crítico | Reuters

Las autoridades consideran el incidente como un ataque terrorista que «no nos define como país».  En este sentido, el jefe de policía Bush, advertía que «hay que tener cuidado con la violencia e ideología extremas». 

Por seguridad, la Policía de Nueva Zelanda ha pedido este viernes a todas las mezquitas del país que permanezcan cerradas.

 

Comentarios