ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

ÚLTIMA HORA

Muere Stan Lee, creador del Universo Marvel, a los 95 años

Lo que no sabías de los secadores de manos: más gérmenes que el papel

Según alerta un estudio sobre prevención bacteriana en hospitales
Secador de manos de un baño público | Cedida.

 

Un estudio que trata sobre la prevención bacteriana en los hospitales alerta que los secadores que hay en los baños públicos propagan más gérmenes que el papel, y que por lo tanto no deberían utilizarse.

El estudio, que ha sido publicado por el 'Journal of Hospital Infection' y ha sido llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Leeds y de Leeds Teaching Hospital Trust, pretende analizar la propagación bacteriana en un entorno real.

 

Medición de bacterias durante 12 semanas

¿Pero cómo han llegado a esa conclusión? Para concluir que los secadores de manos expanden muchos más gérmenes que el papel los investigadores analizaron los baños de tres hospitales en tres países diferentes: Reino Unido, Italia y Francia. Los baños de los hospitales analizados fueron el Hospital de Udine, en Italia; el hospital de Saint Antoine en Francia; y la enfermería general de Leeds., Reino Unido.

La prueba se llevó a cabo en baños que disponían de ambos sistemas de secado, tanto el secador de manos como el papel, y cada día de forma alternativa se utilizaba uno de los dos sistemas. Así, se midieron los niveles de contaminación bacteriana durante 12 semanas, de forma que se pudiese comparar la diferencia de cuando se utilizaba secador o papel.

Los resultados fueron aplastantes y concluyeron que se esparcían muchas más bacterias cuando se utilizaban los secadores de mano.  De hecho, en Leeds y en París, los recuentos bacterianos fueron de hasta cinco veces más en los días que se utilizaba el secador de manos. Por lo tanto, los recuentos bacterianos son mucho más altos cuando se pone en funcionamiento el secador que cuando simplemente se utiliza papel.

 

No lavarse bien las manos, uno de los motivos

Mark Wilcox, profesor de Microbiología médica en la Universidad de Leeds y supervisor del estudio a nivel internacional, explica que «el problema comienza porque algunas personas no se lavan las manos correctamente, y de esta manera, cuando usan el secador de manos, los microbios se desprenden y se esparcen». El profesor añade que «el secador crea un aerosol que contamina el baño, incluido el propio secador y los lavabos, el suelo y otras superficies, dependiendo del diseño del secador y de dónde esté ubicado».

De esta forma, Wilcox afirma que «si las personas tocan esas superficies, corren el riesgo de contaminarse por bacterias o virus». El profesor aboga por el uso del papel ya que «las toallas de papel absorben el agua y los microbios quedan en las manos. Por ello, si se eliminan adecuadamente, hay menos riesgos de contaminación cruzada».