Angeología, respiracinismo o Niños de Dios: las sectas que atraen a los famosos

Algunos lograron salir de ellas; otros promueven sus virtudes
 Angeología, respiracinismo o Niños de Dios: las sectas que atraen a los famosos | ESPAÑADIARIO

 

Además de las tres corrientes monoteístas que triunfan en el mundo (y que ven cada día a nuevos creyentes abrazar sus preceptos ), desde hace siglos han surgido movimientos espirituales de un nuevo género considerado como sectas.

Movimientos muchas veces desconocidos, minoritarios, que pueden tener preceptos del cristianismo, el judaísmo o el budismo, o bien creencias completamente nuevas y singulares, relacionadas con extraterrestres, espíritus o revelaciones de lo más variadas.

Dentro del mundo del espectáculo, son muchos los famosos tanto a nivel nacional como internacional que han pertenecido a sectas, en ocasiones peligrosas, pues buscan el control mental sobre sus adeptos a la vez que, por norma general, les vacían las cuentas.

 

El respiracionismo, el movimiento que prohíbe comer

En la mayoría de los casos, los miembros de una secta no aceptan que están en un movimiento peculiar y que puede ser destructivo. La actriz Michelle Pfeifer se dio cuenta de que la corriente con la que ella comulgaba, el respiracionismo, era una secta mientras se documentaba sobre estas para una película.

Luego descubrimos que esta filosofía oriental, que se basa en que el ser humano adquiere del aire y del sol todo lo que necesita, sin que requiera comer o beber, llegó a imponer a la actriz de ‘Mentes peligrosas’ o ‘Lo que la verdad esconde’ dietas extremas. En 2012, se hizo muy conocido a nivel mundial el caso de una mujer sueca que murió después de “alimentarse” exclusivamente de los rayos del astro rey.

 

Poligamia y pedofilia: los Niños de Dios

Los Niños de Dios (o Hijos de Dios) es un movimiento fundado en Estados Unidos en plena época del auge hippy por un expastor metodista, David Brandt Berg, quien se cambió el nombre a Moisés David.

Creen que el paraíso terrenal creado por Dios fue destruido por Satanás, niegan la doctrina de la Trinidad y representan al Espíritu Santo como una mujer medio desnuda, entre otros puntos. Se trata de una secta con una clara jerarquía, y sus integrantes deben donar todo lo que tengan al movimiento.

A los Niños de Dios han pertenecido celebridades como Joaquin Phoenix y sus hermanos, incluido el malogrado River Phoenix, así como Rose McGowan, la actriz de ‘Embrujadas’ impulsora del movimiento #MeToo.

En los Niños de Dios la poligamia y la pedofilia están permitidas, pues el sexo es casi una ofrenda a Dios. Rose McGowan cuenta que las mujeres estaban para servir sexualmente a los hombres, y desde muy pequeña decidió no ser como ellas. Su padre huyó de la secta al descubrir casos de pedofilia. «Recuerdo correr a través de un campo de maíz en truenos y relámpagos, tomando la mano de mi padre y corriendo tan rápido como pude para seguirle el paso» recordó la actriz en una entrevista a People.

 

Lucía Bosé,   | EspañaDiario.es

 

El angelismo

El angelismo es un culto que se rinde a los ángeles, y viene desde tiempos muy antiguos. Sus adeptos mantienen que no hay nada mejor que los ángeles, y que es a ellos a los que debemos imitar en la vida.

Lucía Bosé, actriz de éxito hace varias décadas tanto en España como en Italia, es gran defensora de esta doctrina, y tiene incluso un museo dedicado a los ángeles. «El ángel es un compañero que tenemos ahí. Yo le llamo siempre. Pero si no le llamas, no lo tienes. Otros dicen maestro, o guru. A mí me lo han enseñado así, y funciona», afirmaba en 1994, cuando se inauguró el mismo en la localidad segoviana de Turégano.

 

Verónica Forqué | EspañaDiario.es

 

El gurú Sai Baba que conquistó a los famosos

En 2011 murió Sai Baba, uno de los más populares gurús de la India en su ciudad natal, Puttaparthi, a los 84 años. Autoproclamado como dios, se le consideraban una encarnación de la trinidad hindú formada por Brahma, Vishnú y Shiva.

Su fama se acrecentó tras presuntos milagros como la de crear comida o ceniza de la nada, y sedujo a influyentes políticos, deportistas o actores de cine, lo que le valió para levantar un imperio. En España, una de sus principales acólitas fue la actriz Verónica Forqué, que encontró una forma diferente de desarrollar su espiritualidad respecto a lo que le ofrecía el cristianismo. «Hace muchos años que descubrí que la vida no era un lugar para sufrir; eso no es verdad. Conociendo la consoladora filosofía de Oriente comprendí que estamos en esta vida para ser felices» decía en 2007 al respecto.

 

Amparo Muñoz, la Miss que atrapó el budismo

Una de las características de las sectas es cómo sus miembros se sienten parte de una comunidad, de un todo, y cómo en muchas ocasiones tienen problemas para salir de la misma, pues se encuentran con la oposición de sus compañeros.

Eso le pasó a la Miss Universo Amparo Muñoz. Tras una carrera de éxito en el cine, la malagueña cayó en el mundo de las drogas, y logró salir gracias a entrar en contacto con la corriente Karma Guen, y tras esto acabó en un colectivo en Pamplona. Allí trabajaba de seis de la mañana a las doce de la noche, y cambió su nombre a Luz Luminosa de la Luz.

Por problemas familiares, Amparo quiso dejar Pamplona para ver a los suyos, pero esta decisión no fue bien recibida, tal como recordó en sus memorias. «Llegué siguiendo la estela de la libertad, de un oden nuevo, y acababa de descubrir que las presiones, la voluntad del más fuerte sobre el débil, la anulación de la voluntad personal, eran idénticas a las que conocí en otros momentos de mi vida».

 

La cienciología, la religión de las estrellas de Hollywood

Una de las sectas más mainstream sin duda es la de la cienciología, que tiene entre sus adeptos a estrellas como Tom Cruise, John Travolta o Will Smith. Creado en la década de 1950 por el autor de ciencia ficción Ron Hubbard, es un movimiento muy cerrado y elitista, que cree que el hombre viene del espacio, pero a pesar de lo descabellado de su premisa, ha logrado crear un gran imperio.

Muchos de sus creyentes entran en ella buscando un desarrollo personal, o la superación de adicciones, tal como le ocurrió a Kristie Allen para dejar la cocaína en los años 70.

🔴 Los entresijos y las peleas de SÁLVAME en DIRECTO ¡Pincha aquí!

Comentarios