La elitista educación de Leonor y Sofía de Borbón: amantes de la música, la literatura, el arte, las lenguas y la tecnología

Las dos cursan en el centro Santa María de Los Rosales, donde reciben la mejor formación posible
La princesa Leonor y la infanta Sofía
La princesa Leonor y la infanta Sofía | EspañaDiario

 

Ser hijo de reyes puede parecer una suerte y un privilegio, ya que es garantía de una vida acomodada, reconocimiento y atenciones, si bien con el título también recaen importantes deberes y obligaciones.

 

Por esta razón, la educación y la formación constante son parte del día a día de los más pequeños de la Casa Real, quienes, en su momento, deberán asumir las responsabilidades reales de sus padres. En este sentido, la educación de Leonor y Sofía de Borbón difiere, aunque a Letizia no le guste, de la del resto de niños, quienes son libres de tener una infancia mucho más ausente de cargas.

 

  

 

 


Como informa ‘El Mundo’, precisamente por su estatus, Leonor de 12 años y Sofía de 10, deben hacer frente a una formación elitista. Ambas deben aprender a comportarse en actos oficiales y contener sus impulsos infantiles cuando lo demanda la ocasión, además deben aprender toda clase de destrezas reales, como la oratoria y la declamación, así como arte y cultura de gran nivel.

 

Según se sabe, ambas reciben una estricta educación en la que se pone un especial hincapié en la cultura. Leonor, actualmente, estudia primero de la ESO en el centro Santa María de Los Rosales, domina el inglés, practica ballet, estudia chino y toca el violonchelo.

 

Por si fuera poco, como tanto ella como su hermana tienen prohibidas las distracciones estériles durante la semana, como las consolas, los móviles o la televisión, aún consiguen sacar tiempo para cultivarse en materias como el cine japonés o la literatura. De hecho, Leonor disfruta mucho de películas como ‘El viaje de Chihiro’ o ‘Dersú Uzala’, y leer autores como Tolkien, James Barrie o Lewis Carroll.

 

Amante de la música y la informática

Las dos dominan la informática y están al tanto de las últimas novedades; la infanta Sofía, en este aspecto, destaca por un talento natural para las nuevas tecnologías y por un grato gusto para la música. De hecho, la infanta supo ingeniárselas para combinar ambas cosas y con solo siete años le regalo al rey Felipe una lista de canciones que ella misma se había descargado.

 

Las dos, entonces, son dos jóvenes intelectualmente precoces, con mucho talento y saber estar, que prometen, gracias a su carácter y su obstinada dedicación como estudiantes, destacar mucho en el futuro, independientemente de lo que representen sus títulos.

Desde muy pequeñas han tenido que formarse en centros y materias elitistas
Desde muy pequeñas han tenido que formarse en centros y materias elitistas | EspañaDiario