ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Savassona: El bosque infernal de Cataluña

Un territorio maldito rodeado de naturaleza
El bosque de Savassona, un lugar precioso y a su vez aterradora | Cedida

 

Cuando hablamos de bosques, todos nos imaginamos un lugar tranquilo donde pasar un hermoso día junto a nuestros seres queridos o incluso en soledad. En ocasiones, estos paisajes naturales también están envueltos por terribles maldiciones. Del mismo modo que Japón tiene el bosque de Aokigahara, España, tiene el de Savassona, en Cataluña, el cual está envuelto por una terrible maldición que lo hace propenso a la aparición de fenómenos anómalos.

 

Aterradores grabados sobre piedra

El bosque de Savassona está rodeado de piedras de gran tamaño, de extrañas formas y en las que hay forjados misteriosos grabados de índole satánica. Para muchos estudiosos de las ramas esotéricas, se trataría de runas mágicas que utilizaban las brujas para adorar al Diablo y como muestra de que allí se practicaban sacrificios humanos. Algunos testigos aseguran, haber sentido auténtico pánico al estar mirando fijamente las incontables cruces invertidas grabadas en la 'Piedra de las Brujas' y la 'Piedra de los Sacrificios'.

 

La 'Piedra de los Sacrificios' destaca por su gran tamaño | España Diario

 

Testigo de lo insólito en el bosque de Savassona

'España Diario' ha podido visitar Savassona y ha hablado con algunos habitantes de Folgueroles, en la comarca catalana de Osona, punto exacto donde encontramos la entrada del bosque. Xavier Arnau, bajo seudónimo, es uno de esos testigos que se ha atrevido a contar los misterios que rodean esta enigmática zona. Cuenta que «Savassona da miedo, el bosque está frecuentado por gente extraña que trae consigo oscuras intenciones». Añade también que «por las noches, se dejan ver siluetas fantasmales acompañadas de lamentos aterradores».

 

Otros cuentan a su manera que se siguen produciendo sacrificios, ya que en más de una ocasión se han encontrado huesos de animales colocados de tal manera que formaban cruces invertidas y pentagramas de seis puntas. 

 

Muchas leyendas han convertido el bosque de Savassona en un lugar maldito | Cedida