Un bebé casi muere en Irlanda por el beso de alguien con herpes labial

La madre del pequeño acudió al doctor hasta en tres ocasiones, pero dijeron que todo estaba bien
Parker, de 16 meses, y su madre Maria, de 22 años
Parker, de 16 meses, y su madre Maria, de 22 años | Mirror

 

La madre del pequeño Parker O’Neill, un bebé irlandés de 16 meses, vivió un auténtico infierno al ver como su hijo estuvo a punto de morir por un pequeño gesto que casi todo el mundo hace. Un día contempló horrorizada como Parker tenía unas marcas horribles en su piel, por lo que corrió al hospital para que los médicos detectaran, tras varias visitas, lo que estaba sucediendo. Durante el proceso, los doctores le recetaron a Parker hasta tres tipos diferentes de antibiótico, un auténtico calvario que se podría haber evitado fácilmente. Al parecer, la terrible infección del bebé fue causada por un simple beso de alguien que había pasado por un herpes labial.


Parker sobrevivió gracias al instinto maternal

Maria, de 22 años y residente en el norte de Irlanda, advierte ahora de este peligro en el diario británico ‘Mirror’. «Solo porque el herpes no sea visible no quiere decir que puedas besar a los bebés», afirma. Maria explica que se quedó horrorizada al saber el diagnóstico: herpes. «Es espantoso porque había leído sobre ello anteriormente, pero nunca pensé que nos pudiera pasar a nosotros», confiesa.

 

Las marcas en la piel del pequeño Parker
Las marcas en la piel del pequeño Parker | Mirror

 

Ahora el pequeño Parker sufre un eczema y tiene que acudir al dermatólogo con cierta regularidad. «Apenas se está recuperando, aún no es él mismo y además sufre anemia, así que es toda una lucha para él», asegura esta madre, que siguió su intuición tras los primeros síntomas. «Primero fui al doctor dos veces, pero me recetó pomadas», declara, y añade que «cada vez que acudía al doctor la cosa iba a peor así que recurrí a mi instinto de madre porque sabía que se trataba de algo más».


«Cuando acudí al doctor por tercera vez me dijeron que todo estaba bien, así que acudí al centro A&E», confiesa. Allí el servicio médico advirtió a la joven que Parker sufría herpes a causa del beso de alguien que había tenido herpes. «Podría haber sido fatal si no se hubiera detectado a tiempo», asegura.

 

Parker aún se está recuperando del virus
Parker aún se está recuperando del virus | Mirror