Estos son los cambios que establece la nueva ley de alquiler en España

Se centra en tres elementos principales: la creación de un Índice de Precios de referencia, los contratos y los desahucios de viviendas en alquiler
El Gobierno presenta un borrado con el nuevo real decreto ley sobre el alquiler  | Cedida

 

El borrador del nuevo Real Decreto Ley de vivienda en el que trabajaba el Gobierno se aprobó de forma definitiva este viernes gracias a un acuerdo con Podemos, establece una serie de cambios importantes en cuanto a los alquileres. Ha sido este martes día 5 cuando se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Después de la última propuesta que se presentó en diciembre y acabó siendo tumbada en el Congreso, -con votos en contra de Podemos, PP, Ciudadanos y ERC- ahora el Ejecutivo ha logrado su objetivo después de conseguir más apoyos para su Decreto Ley.

Cambios en la nueva ley de alquiler

Estas modificaciones que ha introducido el Gobierno se centran, especialmente, en tres aspectos: la creación de un Índice de Precios de referencia, los contratos de alquiler y los desahucios de viviendas en alquiler.

Índice de Precios de referencia

Hay que destacar, de todo ello, que una de las principales medidas por las que apuesta el Ejecutivo es crear un Índice de Precios de referencia de los alquileres para dar la capacidad a las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos de limitar de alguna forma las subidas del alquiler, si lo consideran oportuno y en las zonas que crean que es necesario.

Hay que dejar claro, sin embargo, que el texto no incluye ninguna medida concreta referente a la regulación del precio de los alquileres, lo que establece, como hemos dicho, es una mención a unos índices de precios de referencia. 

Además, la medida también va dirigida a intentar incentivar las ayudas o bonificaciones en el IBI -de hasta el 80%- por parte de los ayuntamientos hacía los propietarios. En el caso de que estos últimos alquilen por debajo del rango medio de precios que se establecerá en el nuevo índice, se les podría aplicar dichas bonificaciones.

El nuevo borrador establece una serie de cambios en las los condiciones de los contratos | Cedida

 

Contratos de alquiler

Por otra parte, el Gobierno establece una serie de cambios en cuanto a contratos de alquiler. Algunos de ellos van en la misma línea que la creación del Índice de Precios y pretenden limitar de alguna manera las subidas de los alquileres así como las rentas excesivamente elevadas. Otras modificaciones están relacionadas con las duraciones de los contratos.

  • La variación de los precios de los alquileres se hará conforme al IPC de forma obligatoria en todos los contratos. Esto quiere decir que la renta anual no podrá subir más de lo que lo haga el IPC.
  • Sobre los gastos de formalización y la gestión del contrato, el nuevo decreto contempla que estén a cargo del arrendador cuando este sea una persona jurídica.
  • Hay que mencionar también que ya no se podrán pactar garantías adicionales a la fianza hasta un máximo de dos mensualidades de la renta, a no ser que el contrato sea de larga duración. Además, la fianza máxima será de tres meses.
  • En lo que respecta al tiempo de contrato, se amplia el plazo de prórroga obligatoria de los alquileres de tres a cinco años. En el caso de que el arrendador sea una persona jurídica entonces serán siete años de contrato.
  • También hay novedades en cuanto al plazo de preaviso en caso de no renovar el contrato. En este sentido, pasa de un mes a cuatro si es el arrendador quien quiere acabar con el contrato y de un mes a dos si es el inquilino el que tiene que comunicar que no quiere seguir con el alquiler.
  • Asimismo, en caso de que el propietario quiera recuperar un piso antes del plazo mínimo -por necesitar la vivienda para él, hijos o cónyuge-, ya no podrá hacerse a no ser que se haya especificado así desde el inicio en el contrato.
La nueva ley también establece distintas medidas en relación a los desahucios de viviendas de alquiler   | Cedida

 

Desahucios 

Otro de los aspectos a los que se ha dado más importancia en este borrador es a los desahucios, para lo que se propone modificar la Ley de Enjuiciamiento Civil.

  • Una de las medidas es que, en caso de alquileres de hogares en situación de vulnerabilidad -personas con discapacidad, menores de edad o mayores de 65 años, en caso de fallecimiento del titular del contrato, este se subrogará al resto de inquilinos de la vivienda.
  • En lo que respecta a desahucios en sí, a partir de ahora, cuando el juez ordene uno deberá comunicarlo a los servicios sociales de oficio para comprobar las situaciones de vulnerabilidad.
  • También se propone ampliar un mes más, hasta los tres meses, el aplazamiento de desahucio -en caso de situación de vulnerabilidad- en el caso de las personas jurídicas, aunque se mantiene en un mes para las personas físicas.

  • Se obliga a detallar la fecha y la hora exacta del desahucio.