¡A la luz! El motivo por el que Kiko Hernández no era nada feliz

Según cuenta Jorge Javier Vázquez en el blog de 'Lecturas', el colaborador tenía una inseguridad que le hacía ser un amargado
Kiko Hernández en el plató de 'Sálvame' el 17 de enero de 2020
Kiko Hernández es feliz siendo padre | Telecinco

La vida de Kiko Hernández es todo un misterio. Desde que el colaborador de 'Sálvame' salió de 'GH 3' y se convirtió en una de las caras visibles de Telecinco, el madrileño blindó su vida para que nadie hablara de ella. Mientras otros colaboradores son carne de cañón en el programa de las tardes, Kiko Hernández respira tranquilo sabiendo que ni su vida personal ni nadie de su entorno saldrá en un programa de televisión.

Este celo por su intimidad solo se vio roto por él mismo cuando comunicó que iba a ser padre de dos niñas nacidas por gestación subrogada e inmediatamente mandó un comunicado para proteger la identidad de las pequeñas.

Ahora ha sido el propio Jorge Javier el que, mediante su blog de 'Lecturas', ha revelado el motivo por el que el colaborador no llegaba a ser completamente feliz. El presentador explica el cambio que ha dado Kiko Hernández tras diez años en 'Sálvame': «Cuando lo conocí, estaba lleno de miedos e inseguridades, pero todos estos años de 'Sálvame' le han servido para asentarse y eliminar un punto de amargura que yo creo que no le dejaba ser enteramente feliz».

Jorge señala el cambio de vida por el que ha pasado Kiko después de su paternidad con lo que ha conseguido encontrar «su lugar en el mundo». El catalán cuenta lo duro que les ha resultado a veces su trabajo en 'Sálvame' donde «hemos odiado en algún momento nuestro trabajo» pero que después de años en antena, han sabido cómo aceptarlo y ahora todo son risas y tranquilidad.



Comentarios

envía el comentario