Las cámaras de 'Sálvame' pillan a Belén Esteban en una situación comprometida

La colaboradora aprovechó la ocasión para delatar a sus compañeros

 

Los colaboradores de 'Sálvame' pasan muchas horas en antena y eso hace que el plató en el que se encuentran acabe siendo como una segunda casa para ellos, pero a veces se les olvida que todos sus gestos y reacciones son recogidas por las cámaras del programa, para más tarde mostrarlo a los espectadores del formato. Belén Esteban aprovechó la tarde de ayer para comer pipas entre la emisión de los vídeos del programa, pero un despiste la acabó delatando y causando las risas de sus compañeros mientras ella intentaba excusarse sin éxito. 

La vecina de Paracuellos fue cauta a la hora de comer pipas, pero fue dejando las cascaras en una de las estanterías del plató y que a la vez, forma parte del decorador del programa que presentan Jorge Javier Vázquez y Paz Padilla. Fue entonces cuando una de las cámaras hizo un 'zoom' y se vio el montón de cáscaras de pipas, procedentes de la boca de la colaboradora. En ese momento Belén pidió a sus compañeros qué sacasen esa imagen de la pantalla, mientras que intentaba excusarse, delatando las malos hábitos de otros de sus compañeros de programa.

Desvela secretos de sus compañeros

Belén quiso decir que lo que había hecho estaba mal, pero que tenia pensado tirar las cascaras a la basura cuando acabase el programa. Seguidamente dijo que no era la única que tenia actitudes poco cívicas en plató y dijo contó que otros compañeros pegaban chicles en los tapizados de los sofás cuando les tocaba hablar o se cansaban del comestible. Entonces, Paz Padilla pidió nombres y Belén puso de ejemplo a Lydia Lozano que lo negó. Seguidamente la presentadora empezó a mirar por debajo de los sofás y encontró varios chicles pegados en las maderas de estos.

 



Comentarios

envía el comentario