La radical dieta de Belén Esteban que puede transformarla por completo

La colaboradora quiere volver a la normalidad después de las navidades y ha decidido tomar cartas en el asunto y reducir su peso

Belén Esteban tiene varios frentes abiertos, como ya es habitual en su vida. Además de su polémica relación con Mila Ximenez, cargada de críticas y reproches por su participación en 'Gran Hermano VIP', la de Paracuellos del Jarama tiene también otros problemas a los que quiere poner solución con la llegada del 2020 y con el fin de las fiestas navideñas.

Y es que Belén ha confesado que durante estas fiestas se ha pasado un poco con la comida y ha puesto unos quilos de más, cosa que le disgusta y a la que quiere poner remedio. Así pues, Belén Esteban ha anunciado que va a empezar una conocida dieta para perder ese peso sobrante y recuperar su figura habitual. 

La dieta de la alcachofa es el método que ha elegido Belén Esteban para recuperar su forma física puesto que, como explica «muchas compañeras son fans de la alcachofa y me la han recomendado porque les ha funcionado».

Belén acompaña este anuncio de una publicación en Instagram en la que luce un modelo en color negro consistente en unos jeans y un jersey de cuello alto que realza su figura, eso sí, según algunos de sus seguidores, escondiendo algo de tripa para lucir mejor en la foto.

 

 

 

La dieta de la alcachofa

La dieta de la alcachofa es ya un clásico de los métodos para adelgazar que algunas de nuestras famosas han probado con desigual resultado. Así pues, personajes como Terelu Campos, Rocío Carrasco o María José Campanario han seguido en algún momento de sus vidas esta dieta para hacer desaparecer esos quilos de más.

Esencialmente la dieta de la alcachofa consiste en empezar una tanda de comidas en las que la alcachofa tiene un papel muy importante. Se trata de una hortaliza con alto contenido en fibra y muy pocas calorías que actúa como diurético, es depurativa, mejora la digestión e interviene en el efecto que las grasas ingeridas tienen en el cuerpo humano.

Se puede realizar ingiriendo el alimento de forma natural o en cápsulas o ampollas. En el caso de Belén, parece ser que se decantará por esta segunda opción porque en la publicación afirma con firmeza «a la farmacia que voy».



Comentarios

envía el comentario